Diablo Cody se estrena como directora de cine

La vida de Diablo Cody suena casi como una de las películas que escribe: una joven mujer con una voz única, que gana el Oscar con su primer guion, es criticada y adorada por los medios antes de resurgir con más proyectos y confianza en sí misma.

Pero el día de su entrevista Cody no tiene esa imagen grandilocuente. Llega con 45 minutos de retraso pues había pensado que era para el día después. La cineasta de 35 años entra a una cantina cerca de Universal Studios para la hora feliz, luce fresca con una camiseta de Grateful Dead y unos pantalones de mezclilla, con su cabello teñido de rojo todavía húmedo tras una ducha. Abraza la reportera con la que se reúne por primera vez y se disculpa múltiples ocasiones.

"Soy del centro del país", dice. "Este tipo de retrasos es inaceptable".

A diferencia de muchas celebridades, Cody llega sin un publicista o un asistente, pues no tiene nada de eso. Simplemente se sienta para charlar sobre su debut como directora, "Paradise", que se estrena el viernes.

Tras un curso intensivo de Hollywood que comenzó con su Oscar al mejor guion por "Juno" de 2007 y siguió con un proyecto para televisión con Steven Spielberg y dos películas más, era tiempo de tratar de dirigir. Su reto, como el que enfrenta su protagonista en "Paradise" era descubrir su personalidad.

"Me gusta pensar que puedes mantener tu esencia y conservar tu inocencia de alguna manera, incluso si tu cuerpo sufre quemaduras, incluso si te embarazas siendo adolescente o si eres una bailarina desnudista, incluso si ganas un Oscar con tu primer guion", dijo haciendo referencia a sus experiencias personales. "Siento que los humanos tienen un maravilloso espíritu resistente y que puedes pasar por muchas cosas y convertirte en una mejor versión de ti misma".

Después de que Cody cautivó a Hollywood con "Juno", la gente comenzó a presionarla para que dirigiera, pero no se sentía impulsada a hacerlo. Nunca había hecho un corto o dirigido un episodio del programa de televisión que creó: "United States of Tara". No sentía que tenía que hacerlo.

"He trabajado con directores que son realmente respetuosos de mis guiones y que me involucraron en el proceso de filmación, así que solía decir que me la estaba pasando bastante bien", dijo. "Todo lo que tenía que hacer era escribir el guion, y después regresar a sentarme y obtener el crédito por esas increíbles películas".

Pero "este era mi cuarto largometraje, he tenido mucha suerte, y para estas alturas sentía que lo estaba evitando (dirigir)".

"Paradise", que también escribió, presenta a Julianne Hough como Lamb Mannerheim, una chica provinciana religiosa cuya fe es puesta a prueba después de que un accidente la deja llena de cicatrices por quemaduras. Lamb quiere vivir todo lo que ha evitado, así que se dirige a Las Vegas, donde conoce a dos empleados de un club nocturno (Octavia Spencer y Russell Brand), que la acompañan mientras cumple una lista de "pecados" como beber, apostar y bailar.

La película coincidió con el segundo embarazo de Cody, lo que ya parecía ser bastante absorbente. Cody también estuvo acompañada por su bebé, de ahora 18 meses durante el rodaje de 26 días en Nueva Orleans y Las Vegas.

"No lo recomiendo", dijo, aunque sí hace que la comparación entre dar a luz y hacer una película sea muy apta.

"Durante la pre-producción estaba en mi primer trimestre. Durante la filmación estaba en el segundo y en la postproducción estaba en el tercero", dijo. "Tuve el bebé y terminé la película. ... la metáfora es tan obvia que casi parece mala".

Pero Cody está agradecida por la oportunidad y la experiencia, aunque dice que dirigir reafirmó su amor por la escritura. "No estoy pensando en lo próximo que dirigiré", dijo. "Realmente no siento que lo vaya a hacer".

En cambio espera que le den luz verde a su guion de una versión musical de "Sweet Valley High", que según ella ya tiene director y compositores interesados. Además tiene terminado otro guion y un piloto de un programa de entrevistas que le enorgullece.

Cody también trabaja en otro libro, la continuación a su libro de memorias de 2005 "Candy Girl", que será una colección de historias sobre sus experiencias en Hollywood.

Y por si todo esto no fuera suficiente, Cody dice que busca desarrollar una serie de televisión para Fox con el creador de "The O.C.", Josh Schwartz, llamada "Prodigy", un drama sobre una adolescente genio que "se queda enredada en este mundo glamuroso de crimen y libertinaje".

También está el trabajo de Cody al reescribir secretamente guiones. "Sencillamente quieren que le dé el toque Juno a la novia de la historia todo el tiempo", dijo.

Es divertido y pagan bien pero es frustrante: "Todo lo que puedo hacer es agregar dimensión, cuando lo que me gustaría hacer es que la mujer fuera la protagonista".

Cody es especialmente buena para eso, dice Hough.

"Tiene un talento natural para escribir personajes complejos, reales, cercanos y de armas tomar", dijo Hough. "Realmente creo que es la voz femenina de nuestra generación".

___

Sandy Cohen está en Twitter como www.twitter.com/APSandy .