Cardenales apuestan a Wacha, Dodgers a Kershaw

En cuatro salidas consecutivas, Michael Wacha ha sido casi intocable y ha mostrado nervios de acero. Los Cardenales necesitan sólo otra apertura así de su pitcher novato para llegar a su segunda Serie Mundial en los tres últimos años.

Wacha se impuso en un duelo monticular contra el favorito al Cy Young de la Liga Nacional, Clayton Kershaw, en el segundo partido de la serie de campeonato de la Liga Nacional, que San Luis ganó por 1-0 con una carrera sucia. La victoria permitió que los Cardenales tomaran una ventaja de 2-0 en la serie.

Ambos lanzadores vuelven a encontrarse el viernes por la noche en el sexto encuentro. Un prometedor derecho irá contra el zurdo que cualquier manager quisiera tener en el montículo en una situación en que se requiere ganar.

Esta vez, los Cardenales tienen una ventaja de 3-2 sobre los Dodgers.

"Sólo espero que Michael salga y haga lo que ha hecho, tal como los demás jugadores", dijo el manager de los Cardenales, Mike Matheny. "Hay que apegarnos a lo que hemos hecho todo el tiempo y no ignorar ni negar que esto nos causa emoción".

Los Dodgers se aseguraron que la serie regresara a San Luis al ganar el miércoles por 6-4 con un par de jonrones de Adrián González.

Probablemente será difícil anotar carreras en el sexto juego, aunque los lanzadores no tendrán como aliadas las sombras que se proyectaron sobre el terreno, pues el duelo comenzará a las 7:37 de la noche (2337 GMT). El segundo juego comenzó por la tarde, y esas sombras causaron problemas en los primeros innings. Además, algunos peloteros lucieron fatigados, tras el primer encuentro de la serie, que los Cardenales ganaron en 13 entradas.

"Creo que verán que ambos clubes tendrán mejores turnos al bate, simplemente por el asunto de la visibilidad", dijo el manager de los Dodgers, Don Mattingly.

El piloto confió en que tanto el dominicano Hanley Ramírez, quien sufre una fractura de costillas, como Andre Ethier, lastimado de un tobillo, se beneficiarán del descanso del jueves, cuando los equipos viajan, y estarán en la alineación.

"Espero que Andre juegue. Parece un poco más fuerte", afirmó Mattingly. En cuanto a Ramírez, golpeado por un lanzamiento en el primer juego, "no sentimos que su problema empeore. Habrá que ver cómo transcurre el juego para él".

Los Cardenales tampoco realizaron práctica el jueves. Prefirieron darse una pausa en lo físico y en lo mental.

"Hemos tenido muchos juegos recientemente", dijo Matheny. "Con tantos viajes siento un poco de 'jet lag' (descompensación horaria). Los chicos no van a olvidarse de batear o lanzar en un día".