Uruguay: departamento prohíbe minería gran escala

En abierto desafío a la política minera del gobierno del presidente José Mujica, el departamento de Lavalleja, uno de las 19 en los que se divide Uruguay, se declaró territorio libre de minería a gran escala a cielo abierto.

La decisión fue tomada por la Junta Departamental de Lavalleja la noche del miércoles por 19 votos contra 10.

El gobierno local de Lavalleja pertenece al Partido Nacional, opositor al gobierno de Mujica, de la coalición izquierdista Frente Amplio. La votación que prohibió la minería contó con los votos favorables de los ediles del Partido Nacional y del Partido Colorado. Los del Frente Amplio votaron en contra.

"Los proyectos de minería de hierro que se pretenden instalar en Lavalleja van a dejar agujeros de 200 metros de profundidad y de un tamaño equivalente a un cuarto de la capital de nuestro departamento. Y la minería de oro, la otra que quiere instalarse, utiliza cianuro que contamina los ríos. No queremos eso aquí", dijo el edil Alberto Conti, uno de los que votó a favor de la prohibición.

El Parlamento uruguayo aprobó semanas atrás una polémica ley de minería que habilitaría la instalación por primera vez en el país de enormes proyectos a cielo abierto y que ha provocado múltiples protestas sociales, ambientales y políticas.

La ley permitirá que se concrete la iniciativa minera de Aratirí, que se propone explotar los yacimientos de hierro cercanos a las localidades de Cerro Chato y Valentines, incluyendo parte del departamento de Lavalleja.

El proyecto pertenece a la multinacional Zamin Ferrous y prevé extraer 18 millones de toneladas anuales de hierro de cinco minas a cielo abierto que ocuparán 500 hectáreas. Sumado a otras instalaciones, Aratirí ocuparía 4.300 hectáreas y requeriría de un ducto de 212 kilómetros de largo y un puerto de aguas profundas propio. La inversión total sería de 3.000 millones de dólares.

Días atrás, el presidente Mujica realizó una firme defensa de la minería a gran escala a cielo abierto y dijo que sería inadecuado no aprovechar la riqueza mineral del país.

"Esto recién empieza. Sabemos que vamos a chocar con la voluntad del gobierno central de imponer su proyecto, pero tenemos leyes que nos respaldan", dijo la edil Andrea Aliaga, del Partido Nacional, que también votó a favor de la prohibición.