EEUU: Jueza aplaza juicio de policía boliviano

Una jueza federal del sur de la Florida aceptó el pedido de un ex director de la policía anticorrupción de Bolivia acusado de extorsionar a un empresario de su país y postergó su juicio por tres meses, hasta mediados de enero.

La magistrada Robin Rosenbaun accedió a la solicitud del boliviano Mario Fabricio Ormachea Aliaga a menos de una semana del inicio del juicio con jurado, que estaba previsto inicialmente para el próximo lunes 21 de octubre.

En una breve audiencia realizada en esta ciudad vecina de Miami, Rosenbaun fijó el inicio del juicio para el 16 de enero, después que la abogada de Ormachea, Chantel Doakes, le pidió 90 días más para preparar la defensa.

El alto funcionario de la Policía Nacional de Bolivia, que permanece detenido en una prisión federal desde el 31 de agosto, se declaró inocente en septiembre de las acusaciones de que le habría pedido al empresario aeronáutico de la nación sudamericana Humberto Roca que le pagase 30.000 dólares a cambio de quitarle cargos que enfrenta en la nación sudamericana y acusar a otra persona en su lugar.

En caso de que fuera encontrado culpable de las dos acusaciones que enfrenta por viajar en una misión de comercio exterior para cometer extorsión, Ormachea enfrentaría una condena máxima de hasta 25 años de prisión.

Ormachea, de 42 años, lucía tranquilo y a través de auriculares escuchó atentamente la traducción al español de la audiencia, que transcurrió en inglés. Estaba vestido con pantalones y camisola beige de preso y llevaba grilletes en sus tobillos y esposas en sus muñecas.

"Esta todo claro", manifestó Ormachea con voz fuerte y en español cuando la jueza le explicó que de acuerdo con las leyes estadounidenses tenía derecho a un juicio por jurado. "Estoy de acuerdo", dijo cuando Rosenbaun le preguntó si avalaba la decisión de aplazar por tres meses el inicio del juicio.

El FBI detuvo a Ormachea, tras un encuentro en el que Roca le pagó 5.000 dólares como adelanto del dinero que el reclamaba, de acuerdo con la acusación de la fiscalía.

El policía viajó desde Bolivia al sur de la florida en un vuelo comercial el 29 de agosto y al siguiente día se reunió con Roca por primera vez en Miami. Una declaración jurada del FBI, indica que Ormachea le dijo al empresario que desecharían los cargos en su contra y que acusarían a otra persona si pagaba el dinero en efectivo.

La defensa de Ormachea alega que su cliente viajó a Estados Unidos a recoger a su padre, de casi 90 años, que estaba visitando a familiares en la Florida. De acuerdo con los abogados defensores, Ormachea realizó el viaje por motivos personales y no como funcionario público; y se reunió con Roca para ofrecerle asesoramiento en carácter de abogado.

El gobierno de Bolivia asegura que Ormachea era investigado y fue removido de su cargo el 28 de agosto, un día antes de su viaje a Miami. Lo ha descripto como un desertor y ha expresado que su viaje no fue avalado por las autoridades.

Ormachea se desempeñaba como director interino de la Unidad de Lucha Anticorrupción de la Policía. Previamente trabajó en una fuerza especial de lucha contra el narcotráfico, y sus camaradas aseguran que conocía los casos de corrupción más importantes en Bolivia.

___

Gisela Salomon está en Twitter como https://twitter.com/giselasalomon