México, de campeón olímpico a repechaje con ayuda

Transcurridos apenas instantes después de una humillante derrota de México en Costa Rica por las eliminatorias mundialistas, el ex presidente Felipe Calderón, al igual que miles de sus compatriotas, apeló a las redes sociales para expresar su sentir.

"Recibí a la selección nacional como: campeona del Mundial Sub17; medalla de oro en los Panamericanos; medalla de oro en Olímpicos. ¿Qué pasó?", escribió Calderón en las últimas horas del martes, después que México perdió 2-1 en San José y necesitó de un milagroso triunfo de Estados Unidos en Panamá para avanzar a un repechaje contra Nueva Zelanda.

Todo un país se hace la misma pregunta.

En agosto del año pasado, México festejó su mayor logro en el fútbol al ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres. Con un plantel sólido y ordenado, encabezado por el delantero de la liga local Oribe Peralta y con Luis Fernando Tena como timonel, los mexicanos derrotaron en la final al Brasil de Neymar y Oscar, que desplegó buena parte de la base que tendrá en la Copa del Mundo de 2014.

Catorce meses más tarde, el "Tri" está en el peor momento de su historia. Terminó cuarto entre seis equipos en la fase final de la eliminatoria de la CONCACF, con apenas dos victorias en 10 encuentros, y agradeciéndole a su histórico rival deportivo, Estados Unidos, por meterlo en un repechaje que no pudo conseguir por méritos propios.

"We Love You! 'Amigous'" y "Thank You! Gracias" ironizaron el miércoles en sus portadas dos diarios mexicanos, expresando el sentir de muchos mexicanos por la ayuda de Estados Unidos, que ganó 3-2 en Panamá con dos goles en los descuentos.

Hasta esas dianas a los 92 y 93 minutos, México estuvo a punto de quedar fuera de su primer Mundial desde 1990. Ahora, el técnico Víctor Manuel Vucetich tiene casi un mes para preparar a su selección para la serie de ida y vuelta contra los ganadores de la eliminatoria de Oceanía, con partidos el 13 ó 14 de noviembre probablemente en el Estadio Azteca, y el 20 en Wellington.

Volviendo a la pregunta del ex mandatario mexicano. ¿Qué pasó con ese México campeón olímpico, que arrasó el año pasado en la etapa anterior de la eliminatoria y que hiló 14 partidos sin perder bajo la conducción del ex timonel José Manuel de la Torre?

Hay varias respuestas.

De los 11 titulares de la final olímpica ante Brasil, en el equipo actual permanecen el portero Jesús Corona, los zagueros Carlos Salcido e Hiram Mier, el volante Javier Aquino y los delanteros Raúl Jiménez y Peralta. Peralta y Aquino fueron los únicos titulares el martes frente a Costa Rica.

El resto del equipo olímpico se esfumó por diferentes razones, desde inactividad en sus clubes (Diego Reyes, Héctor Herrera) hasta problemas disciplinarios y extradeportivos (Jorge Enríquez, Marco Fabián y Miguel Ponce).

"Se acomodaron las cosas, porque (en Londres, otros equipos) eliminaron a España, a Argentina, se cayó Nigeria y Gran Bretaña. Es una medalla que fue importante para el país, pero no se puede decir que a partir de esta medalla vamos a detonar", consideró la ex velocista Ana Gabriel Guevara poco después del éxito olímpico.

En aquel momento, las palabras de Guevara fueron tomadas como una muestra de resentimiento de una atleta cuya medalla de plata en los Juegos Olímpicos de 2004 pasó a un segundo plano ante el oro de la selección. Hoy parece que no estaban tan lejos de la realidad.

Tras ese oro, México inició bien la etapa de grupos de la eliminatoria, en la que ganó sus seis partidos ante Costa Rica, El Salvador y Guyana, y junto con amistosos tuvo una racha de 14 encuentros invicto bajo la conducción de De la Torre.

Pero todo se vino abajo cuando el calendario pasó a 2013.

México arrancó el hexagonal final con un decepcionante empate sin goles como local ante Jamaica, una nación que terminó última en la eliminatoria.

Además, el "Tri" igualó en casa ante Estados Unidos y Costa Rica, en ambos casos 0-0, luego cayó 2-1 ante Honduras, apenas su segunda derrota histórica como local en eliminatorias, y cerró con un triunfo agónico 2-1 ante Panamá, logrado gracias a una chilena de Jiménez en los instantes finales. Una paupérrima cosecha en un otrora infranqueable Azteca, donde México parece sufrir cada vez más ante la presión del público si las cosas no le salen bien.

De visita, México igualó 2-2 en Honduras, venció 1-0 a Jamaica, empató 0-0 con Panamá y perdió 2-1 con Estados Unidos y Costa Rica.

A esos malos resultados en la eliminatoria, se suman los fracasos en junio en la Copa Confederaciones de Brasil, donde México fue eliminado en la primera ronda y sólo venció a Japón; además del revés en julio en la Copa de Oro, donde perdió un par de veces con Panamá, incluyendo el partido por las semifinales.

"Ya se tocó fondo, es una situación lamentable", admitió el zaguero y capitán de México, Rafael Márquez, un veterano con experiencia en tres mundiales que estaba alejado de la selección y que fue convocado por Vucetich para darle personalidad al plantel en las dos fechas finales. "Se me cae la cara de vergüenza, nos da vergüenza clasificar así, tenemos que prepararnos al mil y trabajar más para conseguir el pase, debemos borrar lo que se hizo".

Con más fortuna que fútbol, México tiene una última oportunidad para clasificarse a Brasil con los dos encuentros ante Nueva Zelanda, el único equipo que terminó invicto el Mundial de Sudáfrica.

"Estamos adentro gracias a Estados Unidos, pero lo vemos como que Dios nos dio una segunda oportunidad y la tenemos que aprovechar", contempló Peralta.

Los dirigentes mexicanos no han anunciado un plan para esos encuentros. Es probable que Vucetich siga trabajando con jugadores de la liga local entre semana, y cuando se acerque la serie se incluyan algunos de clubes europeos.

Otra posibilidad es jugársela sólo con futbolistas de la liga local, buscando mejorar el desempeño de un equipo al que le falta mucho orden y cohesión entre líneas.

Después de todo, de los jugadores que militan en ligas de Europa, sólo son titulares con Vucetich el delantero Javier Hernández, quien pasa por el peor momento de su carrera; Aquino, quien fue anulado por Costa Rica; y el arquero Guillermo Ochoa.

De todas formas, el "Chicharito", que juega cada vez menos con Manchester United, recibió una tarjeta amarilla y está suspendido para el primer encuentro del repechaje.

"Tenemos que mejorar, eso lo sabemos, la ventaja es que ahora tenemos un poco más de tiempo para trabajar", señaló Vucetich. "Dimos un paso y se avanza por diferentes situaciones, pero eso permite tener una ilusión, tenemos una gran oportunidad".