Reconocido periodista deja Colombia por amenazas

Un reconocido y veterano periodista e investigador abandonó Colombia por amenazas de muerte, informó el miércoles una agremiación periodística.

La no gubernamental Fundación para la Libertad de Prensa explicó en un comunicado que el reportero Gonzalo Guillén "hace algunas horas... se vio obligado a salir del país por amenazas de muerte en su contra".

Junto a Guillén habían sido amenazados también los investigadores y columnistas de opinión León Valencia, Ariel Ávila y Claudia López, quien abandonó el país la semana pasada.

"El 13 de mayo de 2013, el director de la Unidad Nacional de Protección a través de su cuenta de Twitter advirtió: 'La UNP ha recibido una información muy precisa y delicada sobre un plan para asesinar a tres de nuestros protegidos. Se trata de León Valencia, Gonzalo Guillén y Ariel Ávila. Los tres cuentan con fuertes medidas de protección", agregó el comunicado de la Fundación.

Añadió que "desde entonces los periodistas señalados tuvieron que refugiarse en el exterior y pasados cinco meses siguen sin tener las garantías suficientes para su permanencia en el país. En este lapso de tiempo no se ha terminado de esclarecer quiénes conforman las estructuras criminales que tenían por blanco a los periodistas".

Tanto Guillén como López, Ávila y Valencia han denunciado vínculos entre la clase política y el paramilitarismo. En los últimos meses los cuatro han informado los supuestos nexos de un gobernador regional con grupos ilegales.

Ese gobernador del departamento de La Guajira, José Francisco Gómez Cerchar, fue detenido el sábado por la Fiscalía General para que responda por su presunta participación en tres homicidios y en el delito de concierto para delinquir, es decir, la asociación de dos o más personas para cometer un número indeterminado de crímenes.

"Gómez ha sido señalado por los periodistas de estar relacionado con estas amenazas. Sin embargo, su captura guarda relación con hechos distintos a las agresiones contra los periodistas e investigadores", enfatizó la Fundación.

Según la mencionada organización no gubernamental, "el exilio de estos periodistas en el exterior afecta no sólo el estado de la libertad de expresión sino que debilita la capacidad de la denuncia periodística en todo el país"

Guillén trabajó en el desaparecido diario La Prensa de Bogotá y fue corresponsal en Colombia del diario El Nuevo Herald de Miami.