Senadora republicana: Acuerdo a la vista

Los líderes de ambos partidos en el Senado llegaron el miércoles a un acuerdo sobre el presupuesto que evitaría que Estados Unidos caiga por primera vez en un incumplimiento de pagos de su deuda, informó una senadora republicana.

La senadora por Nueva Hampshire Kelly Ayotte dijo también que la votación podría tener lugar primero en la Cámara de Representantes a fin de agilizar el proceso.

"Tengo entendido que han llegado a un acuerdo, pero dejaré que el presidente de la cámara baja sea el que haga el anuncio", dijo Ayotte al entrar a una reunión con senadores republicanos.

El acuerdo fue forjado con el impulso del líder de la mayoría demócrata en el Senado Harry Reid, y el líder de la bancada republicana, Mitch McConnell.

Según fuentes oficiales, el acuerdo contempla extender la autoridad crediticia de Estados Unidos hasta el 7 de febrero, y permitir que el gobierno siga financiando sus operaciones hasta el 15 de enero.

El presidente de la cámara baja, el republicano John Boehner, se reunió con la bancada de su partido en otra parte del Capitolio para elaborar una estrategia.

El anuncio se da un día antes de que vencía el plazo para que Estados Unidos pueda incurrir nuevas deudas. El secretario del Tesoro Jack Lew había advertido anteriormente que si no se levantaba el tope de endeudamiento, el país podría quedar sin fondos para pagar sus cuentas.

En Wall Street, las acciones subían al comienzo del día debido a reportes de ganancias de empresas y al optimismo de los inversionistas de que los políticos en Washington llegarían a un acuerdo sobre el presupuesto. Sin embargo, aumentaron también las tasas de interés sobre la deuda estadounidense a corto plazo, a medida que los inversionistas se preparaban para la posibilidad de una mora de pagos.

Además de aumentar el tope de la deuda, la propuesta daría a los legisladores la posibilidad de votar en contra del aumento. El presidente Barack Obama tendría potestad de vetar tal resistencia, lo que garantizaría la aprobación de la medida.

El acuerdo también contempla la asignación de legisladores de ambas cámaras para que integren una comisión especial a cargo de hallar maneras de reducir el déficit, pero no habría recortes generalizados.

El gobierno estadounidense se encuentra semiparalizado desde hace 16 días debido a que legisladores del movimiento ultraconservador Tea Party se negaron a aprobar el presupuesto, exigiendo que el presidente Obama derogue su reforma de la ley de servicios de salud. Obama rechazó tales exigencias.

A pesar de la oposición de los republicanos a la reforma de salud, el acuerdo entre los legisladores apenas contiene una pequeña modificación a ese plan: exige que aquellos que estén solicitando subsidios para adquirir seguro médico verifiquen sus ingresos para determinar si califican.