Suben a 110 muertos por terremoto en Filipinas

La cifra de muertos por el terremoto de magnitud 7,2 que sacudió la isla central filipina de Bohol alcanzó 110 el miércoles y apenas tres personas han sido rescatadas con vida de los escombros.

Las tres fueron rescatadas en la cercana provincia de Cebú, horas después de que el terremoto del martes destrozara viviendas y edificios de oficinas y causara que se desplomaran muchas iglesias con siglos de antigüedad.

En Bohol, el epicentro del terremoto, los rescatistas contaron 100 muertos, dijo el comandante militar regional, el teniente general Roy Deveraturda. Las autoridades de Cebú reportaron nueve muertos. Otra persona murió en otra isla del archipiélago.

Parece haber pocas esperanzas de encontrar un número significativo de sobrevivientes debajo de los escombros.

La pequeña ciudad costera de Loon reportó 20 víctimas mortales, la cifra fatal más alta en Bohol, incluidas las personas que quedaron enterradas en un hospital y una iglesia.

Muchas carreteras y puentes resultaron dañados, haciendo más difíciles las operaciones de rescate, pero las iglesias históricas que datan de la colonia bajo España fueron las más afectadas. La iglesia más antigua del país, la Basílica del Santo Niño en Cebú, del siglo XVI, perdió su campanario.

Casi la mitad de una iglesia de piedra caliza del siglo XVII en la población de Loboc, al suroeste de Carmen, quedó reducida a escombros, como ocurrió con la iglesia más grande de la isla en Loon, donde tres personas fueron enterradas vivas.

Toda la provincia estaba sin electricidad luego de que el sismo cortó las líneas de alimentación.

Las autoridades establecieron refugios con tiendas de campaña para los desplazados por el terremoto. Otras personas que perdieron sus hogares fueron a vivir con sus familiares, dijo el gobernador de Bohol Edgardo Chatto.

También hubo daños extensos en la densamente poblada ciudad de Cebú, separada de Bohol por un estrecho angosto. Varias personas murieron al derrumbarse un edificio en el puerto y el techo de un mercado.

El sismo provocó dos estampidas humanas en ciudades cercanas. Cuando se sintió el movimiento, las personas reunidas en un gimnasio de Cebú salieron corriendo presas de pánico, aplastando a varias personas, dijo Neil Sánchez, funcionario provincial de manejo de desastres. Cinco personas murieron y ocho quedaron heridas.

___

Los periodistas de The Associated Press Hrvoje Hranjski, Oliver Teves, Teresa Cerojano y Jim Gomez en Manila contribuyeron a este despacho.