Joven piloto británico muere en accidente

Sean Edwards, una promesa del automovilismo británico e hijo del ex piloto de Fórmula Uno Guy Edwards, murió el martes al chocar durante un entrenamiento. Tenía 26 años.

Edwards, líder del campeonato de la Supercopa, iba en el asiento del copiloto en función de instructor durante una sesión privada de entrenamiento en la pista Queensland en Willowbank, a las afueras de Brisbane, informó Porsche Motorsport.

Un conductor local de 20 años conducía el auto que se estrelló contra un muro de neumáticos y se incendió. El conductor fue llevado a un hospital donde se le reporta en estado grave con quemaduras severas y varios huesos fracturados.

Sean Edwards participó recientemente en la cinta de Ron Howard "Rush" (Pasión y Gloria) acerca de la temporada de Fórmula Uno de 1976 Formula. Guy Edwards fue uno de los conductores que ayudaron al piloto austríaco Niki Lauda salir del auto que se incendiaba durante el gran premio de Alemania.

Sean Edwards había dicho a los aficionados que haría una breve visita a Australia y luego regresaría para las dos últimas fechas de la serie de la Supercopa.

En su última publicación en Twitter dijo: "hora de ir a la pista Queensland. Debe ser divertido, espero que no haya muchos canguros como en Bathurst!", una referencia a las carreras de resistencia de Australia que se celebraron el pasado fin de semana.

Hartmut Kristen, director de Porsche Motorsport, dijo que Edwards era "uno de los más populares y exitosos" conductores en la serie Porsche. Ganó este año en Nurburgring y las 24 Horas de Dubai.

"Sean era un joven piloto sumamente prometedor que pasó de las fórmulas inferiores en Inglaterra antes de empezar una carrera en el automovilismo internacional", informó la Asociación Británica del Deporte Motor.