Empleado habría puesto bombas en aeropuerto de LA

La policía considera que dos explosiones de hielo seco registradas en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles fueron provocadas por un empleado disgustado y que no se trató de un atentado terrorista.

Las bombas elaboradas con hielo seco en botellas de 565 gramos (20 onzas) podrían haberle causado lesiones graves a cualquiera que se encontrara cerca, aunque nadie resultó herido, dijo el subjefe policial Michael Downing. La policía está tratando el caso con la misma seriedad con la que toma las bombas de fabricación casera.

Las autoridades aún no tienen a un sospechoso específico, pero creen que las explosiones forman parte de una disputa laboral. Downing dijo que no están considerando el incidente como terrorismo porque ningún civil inocente fue agredido.

Un dispositivo explotó el domingo en un baño de empleados hombres. Una botella destruida por un estallido fue hallada esa noche sobre la pista cerca de la terminal internacional, pero un empleado la tiró a la basura.

El mismo empleado encontró una botella sin estallar el lunes por la noche y luego reportó su hallazgo anterior.