Venezuela liberaría barco en futuro cercano

El capitán de un barco de exploración petrolera fletado por una empresa estadounidense, interceptado la semana pasada por la armada venezolana en aguas marítimas disputadas por Venezuela y Guyana, fue imputado el martes por presuntamente violar la zona económica exclusiva de Venezuela, anunció la Fiscalía General venezolana.

El capitán ucraniano Igor Bekirov está acusado de la "presunta comisión del delito de incumplimiento al régimen especial de las zonas de seguridad", dijo el Ministerio Público en un comunicado.

El tribunal Cuarto de control del estado insular de Nueva Esparta, a unos 350 kilómetros al noreste de Caracas, dictó "medidas cautelares al capitán, consistentes en la prohibición de realizar labores exploratorias e investigativas dentro del territorio nacional", indicó el escrito.

En paralelo el tribunal estableció que Bekirov "deberá acudir a los llamados que le haga la mencionada instancia judicial para los actos sucesivos, el cual será notificado a través de la Embajada de Guyana en Venezuela".

El almirante Ángel Belisario Martínez, jefe de la Región Estratégica de Defensa Integral Marítima e Insular de la Armada de Venezuela, dijo a la prensa el martes que la embarcación podrá zarpar "luego de unos trámites administrativos". No aclaró de inmediato si el capitán del barco acompañará a sus restantes 35 tripulantes.

Por su parte, la empresa estadounidense Anadarko Petroleum Corporation-- con sede en Texas, y que se dedica a la exploración de petróleo y gas y que es una de las mayores productoras y exploradoras de petróleo y gas del mundo-- dijo el martes que espera que tanto la embarcación como su tripulación sean liberados pronto.

El portavoz de la empresa, John Christiansen, también dijo que las autoridades venezolanas han tratado a las personas que se encuentran a bordo barco, que viaja con bandera panameña, "de manera respetuosa" y que la embarcación "será liberada, según se reportó, en un futuro cercano".

El portavoz se negó a dar más detalles.

El buque y la tripulación de 36 hombres fueron detenidos desde el domingo pasado frente a la Isla Margarita, en el Caribe, donde actualmente se encuentra anclada. Entre la tripulación hay cinco estadounidenses y trabajadores de Rusia, Gran Bretaña, Malasia, Indonesia y Brasil.

El barco fue interceptado por la marina de Venezuela mientras viajaba en aguas que se encuentran en disputa con Guyana.

Diplomáticos de ambos países se reunirán el jueves en Trinidad y Tobago para discutir el incidente.

La embarcación Teknik Perdana fue detenida el 10 de octubre por el patrullero Yekuana de la armada venezolana. La embarcación de Guyana realizaba un estudio sismológico y fue el barco fletado por la empresa Anadarko Petroleum Corporation.

La embarcación presuntamente realizaba labores científicas dentro del territorio venezolano sin la respectiva autorización, sostienen las autoridades venezolanas.

Guyana, por su parte, sostiene que el barco se encontraba en sus aguas territoriales. Venezuela y Guyana, ex colonia británica, tienen una disputa limítrofe por el Esequibo, un territorio de 159.500 kilómetros cuadrados rico en oro, bauxita, diamantes, maderas y petróleo que Venezuela reclama como suyo desde 1897.

La tripulación está integrada por cinco ucranianos --entre ellos el capitán_, cinco malayos, 14 indonesios, dos británicos, cinco estadounidenses, dos rusos, un francés y dos brasileños, indicó Martínez.

La cancillería venezolana confirmó a través de un comunicado que el ministro de Relaciones Exteriores, Elías Jaua, y su colega guyanesa Carolyn Rodrigues-Birkett, acordaron, mediante Nota Verbal, reunirse el jueves en la capital de Trinidad y Tobago "a fin de avanzar en el diálogo bilateral, así como aclarar los temas relacionados con los incidentes" fronterizos.

Los cancilleres de Venezuela y Guyana conversaron telefónicamente el 11 de octubre y expresaron entonces "el ánimo de resolver por la vía diplomática cualquier diferencia existente entre las partes", agregó el escrito.

En un incidente separado, un diplomático dijo el martes que un barco pesquero de Trinidad y Tobago fue interceptado por las autoridades venezolanas por presunta pesca ilegal en las aguas del país sudamericano.

David Edghill, embajador de Trinidad ante Venezuela, dijo que un barco que pertenece a una compañía local de procesamiento de pescado fue detenido por las autoridades venezolanas el lunes.

Edghill señaló el martes que la tripulación del barco ha sido acusada de pesca furtiva en aguas venezolanas, pero los pescadores sostienen que estaban en aguas locales.

La nación caribeña, cuyo territorio se reparte en dos islas, está frente a las costas de Venezuela.