Bomba casera hiere a turista en Mianmar

Una explosión que hirió a una turista estadounidense en uno de los hoteles más elegantes de Mianmar fue producto de una pequeña bomba de tiempo casera colocada en su habitación, dijo el martes la policía.

Fue la más reciente de una serie de explosiones que el gobierno atribuye a un intento por empañar la imagen de la incipiente democracia después de décadas de un opresivo régimen militar. En menos de una semana han sido atacados un restaurante, dos paradas de autobuses, templos budistas y un mercado.

El policía Myint Htwe dijo que tres sospechosos fueron detenidos en relación con la explosión del lunes a medianoche en el Hotel Traders, en el corazón de Yangón (antes Rangún) y uno de los sitios más populares entre los turistas extranjeros, gente de negocios y trabajadores de organizaciones de asistencia.

La bomba improvisada estaba oculta en el baño e hirió a la estadounidense de 43 años, dijo la policía. Su marido y dos hijos, de 7 y 5 años, resultaron ilesos. No pareció que la familia fuese el objetivo del ataque.

Un cuarto sospechoso, al parecer registrado por la cámara de seguridad del hotel, fue apresado en el estado de Mon, señaló la televisión estatal.

No estaba claro quién era responsable, pero el gobierno sigue enfrentándose a grupos étnicos, entre ellos los kachin, y el país se ha visto sacudido por violencia sectaria entre budistas y musulmanes.

Mianmar se ha visto conmovida por pequeñas explosiones en los últimos días, incluidas dos antes del alba el martes en Saggaing, cerca de Mandalay, apenas horas después del ataque en el hotel. La primera de dichas explosiones ocurrió en el restaurante de un hotel frecuentado por turistas, informó la policía, y la segunda en la pagoda Taw Oo Pone Nya Shin. No hubo heridos, afirmó el agente Ting Maung Aye.

Había pocos detalles sobre las otras explosiones, aunque una versión de prensa dijo que dejaron dos muertos y varios heridos.

"Estos son actos deliberados para causar pánico, pero el pueblo no debe caer en la trampa", dijo Aung San Suu Kyi, la ganadora del premio Nobel de la paz que ahora se desempeña como líder de la oposición en el Parlamento. Afirmó que es muy importante que las autoridades atrapen a los atacantes.

El gobierno conjeturó que los ataques son organizados por individuos o grupos que desean empañar la imagen de Mianmar mientras se prepara a asumir el liderato de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático en 2014. También organiza los Juegos del Sudeste del Asia este año.