EEUU: Plan de la Cámara falla; queda el Senado

Con muy poco tiempo por delante, los líderes del Senado tomaron la noche del martes el mando de los esfuerzos para evitar un incumplimiento de pagos del Tesoro y terminar el cierre parcial del gobierno después de que un último gran intento de los republicanos de la Cámara de Representantes colapsó abruptamente.

Los asistentes de los líderes de la mayoría demócrata del Senado Harry Reid y de la minoría republicana Mitch McConnell expresaron su optimismo sobre las posibilidades de revivir un acuerdo rápido --para el miércoles como máximo-- que podría ser aprobado en las dos cámaras.

Sus esfuerzos hacia una resolución bipartidista parecían encaminados a dar sus frutos la víspera, antes de que se les diera a los conservadores de la cámara baja una oportunidad de último minuto para su versión.

Mientras las horas se consumían con vistas al plazo límite de este jueves, el acuerdo más probable incluía una renovada autoridad del Tesoro para pedir prestado hasta principios de febrero y reabrir el gobierno por lo menos hasta mediados de enero.

Mientras el día de juntas secretas y frenéticas maniobras se desarrollaba en todas las esquinas del Capitolio, la senadora demócrata Barbara Mikulski dijo por la tarde ante el pleno del Senado que "estamos a 33 horas de convertirnos en un país moroso, que no paga sus deudas a su propia gente y a otros acreedores".

En Nueva York, la firma Fitch dijo que está revisando la calificación AAA de crédito del gobierno para una posible reducción. Fitch, una de las tres calificadoras más importantes de Estados Unidos, indicó que "la política de correr riesgos y la reducida flexibilidad financiera podrían incrementar el riesgo de que Estados Unidos incumpla sus pagos".

En Wall Street, el índice industrial Dow Jones cayó 133 puntos, después de registrar ganancias un día antes por el optimismo de que podría lograrse un acuerdo.

El cierre parcial comenzó hace 15 días, después que los republicanos se negaron a aceptar una medida de financiamiento temporal para dar dinero al gobierno para seguir funcionando, a menos que el presidente Barack Obama aceptara cambios o aplazara su reforma de salud. Los republicanos también se negaron a elevar la cantidad de recursos de los que puede disponer el Tesoro para pagar las obligaciones del país. El gobierno se quedará sin dinero el 17 de octubre.

___

Los periodistas de The Associated Press Donna Cassata, Andrew Taylor, Henry C. Jackson, Julie Pace y Alan Fram contribuyeron a este despacho.