Aerolíneas: más asientos y menos espacio

Cada vez hay más asientos y menos espacio libre en muchos aviones.

Las grandes aerolíneas están reemplazando los antiguos asientos abultados por modelos más livianos que ahorran espacio y permiten colocar cinco o seis asientos más en cada avión.

Los cambios, en algunos de los modelos más comunes que transitan rutas nacionales e internacionales, permiten a las aerolíneas acomodar un mayor número de pasajeros y ahorrar combustible debido al menor peso de los asientos.

Si las aerolíneas agregan algunos centímetros (pulgadas) de espacio frontal, pueden cobrar más por los billetes. Pero si quitan espacio pueden agregar más asientos.

Los nuevos asientos por lo general tienen un acolchado más raleado. Y además, la nueva configuración en algunos aviones ha hecho los pasillos un poco más estrechos.

Todo esto tiene lugar en la clase económica en momentos en que las aerolíneas están haciendo fuertes inversiones para agregar mejores asientos en el frente de la cabina.

Los nuevos asientos por lo general tienen 2,5 centímetros (una pulgada) menos de espacio frontal. Pero los asientos están diseñados para minimizar este problema. Por ejemplo, los de los 737 de Southwest tienen bolsillos más delgados en la parte trasera para colocar revistas. Los pasajeros de Alaska Airlines hallarán bandejas más pequeñas. Los nuevos asientos de United colocan el bolsillo de las revistas sobre la mesita de la bandeja.

Los nuevos asientos de los Airbus A320 de United Airlines tienen 2,5 centímetros (una pulgada) menos de espacio, al igual que casi toda la flota de Southwest. En ambos casos, las aerolíneas pudieron agregar una fila extra con seis asientos en cada avión. Southwest pasó de 137 asientos a 143.

United afirma que los nuevos asientos restan 544 kilogramos (1.200 libras) al avión. Southwest dice que el ahorro de peso significa gastar 10 millones de dólares menos por año en combustible. Además, los asientos extra permiten a Southwest expandir su capacidad de vuelo en 4 % sin agregar aviones, según el vocero Brad Hawkins, y cobrar más ingreso por los pasajeros adicionales.

Hay pasajeros resignados como Ryan Merrill, quien dice que realmente no notó ninguna diferencia con los asientos nuevos. "Estoy acostumbrado a viajar en una lata de sardinas, y sencillamente supongo que eso nunca cambiará", afirma.

Y la nueva tendencia está afectando también los vuelos internacionales.

Hasta más o menos en 2010, la mayoría de las aerolíneas que adquirían el Boeing 777 optaban por hileras de nueve asientos. Ahora son 10 en los nuevos 777, dijo Boeing. Y los nuevos 777 de American también tienen de a diez por fila, con asientos más estrechos que los 777 anteriores.