Amnistía: Mueren cientos de detenidos en Nigeria

Cientos de personas mueren en centros de detención en momentos que las fuerzas armadas nigerianas realizan una ofensiva contra una levantamiento de islamistas en el noreste del país, informó el martes Amnistía Internacional. A algunos los ultiman a tiros, otros mueren de hambre y otros mueren asfixiados, agregó la organización.

"Se reporta que algunos fueron heridos de bala en las piernas durante los interrogatorios, no les dieron tratamiento médico y se desangraron", expresó el grupo de derechos humanos, con sede en Londres, en un informe.

Más de 950 personas han muerto bajo custodia de las fuerzas armadas en los primeros seis meses de este año, según "información creíble" de un alto oficial militar nigeriano, expresó el informe.

Altos funcionarios del Ministerio de Defensa presentes en una reunión en julio con Amnistía Internacional negaron tener conocimiento de un caso en que varios soldados dejaron el 19 de abril 60 cadáveres en la morgue del Hospital Docente Sani Abacha en Damaturu, capital del estado de Yobe, alegando que eran extremistas islámicos abatidos en un tiroteo.

Pero una fuente cercana a los militares y entrevistada por Amnistía Internacional, dijo que esas 60 personas fueron "sacadas de sus celdas y abatidas a tiros por los soldados". Estaban detenidas en Damaturu.

Los oficiales dijeron que investigarían si recibían por escrito detalles de las alegaciones. Amnistía Internacional dijo que envió los detalles en septiembre pero que no ha recibido respuesta.

Un portavoz militar no respondió de inmediato a llamadas telefónicas hechas el martes para que comentara al respecto.

Los asesinatos y las muertes documentadas por Amnistía Internacional pueden ayudar a responder preguntas planteadas por un reporte de The Associated Press en agosto que detalló cómo cientos de detenidos han desaparecido desde que los militares declararon un estado de emergencia el 14 de mayo en tres estados del noreste que cubren una sexta parte del país.

Amnistía Internacional dijo que los asesinados eran todos detenidos por ser sospechosos de pertenecer o tener vínculos con la red terrorista Boko Haram, que se atribuyó la responsabilidad de ataques en que mataron a cientos de civiles musulmanes y cristianos este año en su misión de destruir la democracia e implantar un Estado islámico. Nigeria es el mayor productor de petróleo de África y tiene una población de 160 millones de habitantes, divididos casi a la mitad entre el norte, predominantemente te musulmán, y el sur, fundamentalmente cristiano.