Bomba cerca de mezquita causa mortandad en Irak

Una bomba que estalló el martes en medio de una multitud de fieles suníes que salían de una mezquita en el norte de Irak después de las oraciones al comienzo de una importante festividad musulmana, dejó un saldo de 12 muertos y 24 heridos, dijeron funcionarios.

El ataque ocurrió en la ciudad petrolera de Kirkuk, 290 kilómetros (180 millas) al norte de Bagdad, dijo el coronel de la policía Taha Salaheddin. El artefacto estalló cuando los fieles salían de la mezquita de al-Qodus tras las oraciones de la mañana al comienzo del feriado musulmán de Eid al-Adha.

Nadie se atribuyó de inmediato la responsabilidad del ataque. La policía instaló un perímetro defensivo alrededor de la mezquita. Médicos en el Hospital General de Kirkuk confirmaron las cifras de bajas, hablando a condición de anonimato porque no estaban autorizados a declarar a la prensa.

El jefe de la policía en la provincia, brigadier general Jamal Tahir Bakir, dijo que se habían incrementado las medidas de seguridad, especialmente en los accesos a la ciudad.

"Nuestras fuerzas de seguridad han tomado todas las medidas necesarias dentro de nuestras capacidades para proteger a la gente durante el Eid, pero desafortunadamente los terroristas consiguieron penetrar en la ciudad y atacar de nuevo a personas inocentes", dijo.

Kirkuk, foco frecuente de violencia, es hogar de una mezcla étnica de árabes, curdos y turcomanos, todos con aspiraciones al control.

Más de 5.000 personas han perdido la vida en Irak desde que al-Qaida y otros grupos extremistas aumentaron el ritmo de sus ataques tras una violenta batuda del gobierno contra un campamento de manifestantes suníes en abril.

El incremento ha desatado temores de un regreso a los violentos choques sectarios que llevaron al país al borde de una guerra civil en el 2006 y el 2007.

Gran parte de la violencia que afecta al país es obra de una rama local de al-Qaida, un grupo extremista suní. Aunque es posible que insurgentes suníes puedan estar detrás de los ataques a las mezquitas, con la esperanza de alentar el odio sectario, grupos chiíes también han realizado ataques similares.

Pero varias mezquitas suníes han sido atacadas también en meses recientes y, aunque es posible que milicias suníes estén atacando templos de esa secta con el objetivo de azuzar las tensiones sectarias, milicias chiítas que han comenzado a movilizarse en el país pudieran también haberlos lanzado.

El ataque del martes ocurrió a pesar de las fuertes medidas de seguridad impuestas por el gobierno para evitar atentados durante las celebraciones de cuatro días por Eid al-Adha.