Ravens caen a marca de .500 y buscan respuestas

Los Ravens de Baltimore han identificado una larga lista de problemas que inciden en su mal comienzo de esta campaña. Ahora, la tarea es corregirlos antes de que sea demasiado tarde para salvar una campaña que ha resultado desafiante para los campeones defensores del Super Bowl.

Tras perder dos de tres partidos, incluida la derrota del domingo por 19-17 como locales ante Green Bay, los Ravens están en la marca de .500 después de seis encuentros, por primera vez desde 2009. Su juego por tierra es inefectivo, tienen problemas para proteger al quarterback Joe Flacco, comienzan mal los partidos y pasan predicamentos en el primero y el segundo down.

El entrenador John Harbaugh reconoció los problemas el lunes.

"Hay muchas cosas específicas que necesitamos hacer de manera diferente o mejor", dijo. "Vamos a encontrar el camino para que funcione nuestro ataque por tierra. Esto es un proceso y estamos al comienzo. Desde luego, me habría gustado que esto sucediera antes. Creí que así sería, pero eso no significa que no vamos a insistir. Y no sólo es la ofensiva terrestre, es todo lo que hacemos, las tres fases de este deporte".

El mayor problema de Baltimore parece su incapacidad de ganar yardas por tierra. Los Ravens consiguieron apenas 27 contra los Packers y han rebasado la marca de las 100 sólo en una ocasión.

"Nada es fácil, pero esto puede repararse y tenemos la gente que puede hacerlo", afirmó Harbaugh. "Me siento bien con nuestra línea ofensiva. Pienso que tenemos a los hombres adecuados para hacer la tarea".

El juego por tierra contra Green Bay no fue tan malo como en el partido de la semana cuatro ante Búfalo, cuando Baltimore tuvo su peor cifra de la historia, con nueve acarreos para 24 yardas. Pero de los 22 acarreos que realizaron los Ravens el domingo, cinco derivaron en pérdidas de yardas y otros cinco tuvieron una ganancia nula.

Lo más grave fue que Baltimore fue frenado en cuatro acarreos seguidos en el segundo cuarto, luego de tener primero y gol en la yarda cuatro.

"Tuvimos demasiadas jugadas negativas por tierra", dijo Harbaugh. "Cometimos varios errores de concentración y de otro tipo. Eso nos costó".