Campaña de BlackBerry busca tranquilizar clientes

BlackBerry publicará una carta abierta en publicaciones de todo el mundo en un intento por asegurar a los clientes que pueden contar con la acongojada empresa de teléfonos inteligentes.

La carta fue distribuida el lunes por Twitter y el martes saldrá en 30 publicaciones en nueve países. En ella la empresa reconoce que "no hay duda que son tiempos difíciles para nosotros y no subestimamos nuestra situación", pero "ustedes pueden seguir contando con BlackBerry".

La misiva señala que BlackBerry tiene bastante efectivo y no tiene deudas. Pero no menciona el hecho de que la empresa está a la venta y podría separarse y venderse en piezas.

BlackBerry anunció el mes pasado que Fairfax Financial Holdings, que posee 10% de la empresa, firmó una carta de intención que contempla comprar BlackBerry por nueve dólares por acción, o 4.700 millones de dólares. Fairfax, su principal accionista, está tratando de atraer a otros inversionistas.

Las acciones se cotizaron el lunes debajo de la oferta tentativa de Fairfax por los temores de que el acuerdo no prospere o que el precio final sea menor. Los papeles de BlackBerry Ltd. en la Bolsa de Nueva York cerraron con una ganancia de siete centavos a 8,14 dólares.

"Estamos teniendo muchas preguntas e interés de clientes leales, desde todos nuestros clientes emprendedores hasta las grandes instituciones de gobierno", dijo en entrevista Andrew MacLeod, director regional de BlackBerry para Norteamérica. El ejecutivo agregó que es importante comunicarse con los clientes mientras la empresa pasa por una difícil reestructuración. Se negó a comentar sobre el proceso de la venta porque un comité especial de la junta directiva está examinando eso.

El BlackBerry, que se lanzó en 1999, llegó a ser el smartphone dominante para los ejecutivos y otros clientes. Pero la llegada de nuevos dispositivos con pantallas digitales, comenzando con el iPhone de Apple en 2007, hicieron que BlackBerry luciera viejo. Las ventas de la empresa canadiense y su participación de mercado cayeron.

Este año lanzó con retraso el BlackBerry 10, con software que se supone iba a rejuvenecer la marca y atraer nuevos clientes. Pero no funcionó. La empresa anunció hace poco 4.500 despidos de su plantilla mundial y reportó casi 1.000 millones de dólares en pérdidas en un trimestre.