Náufragos en Malta dicen que libios los atacaron

Los sobrevivientes sirios del más reciente naufragio de un barco de inmigrantes en el Mar Mediterráneo dijeron que la guardia costera libia disparó contra la embarcación al alcanzarla un par de horas después de zarpar, dijo el lunes la Agencia de las Naciones Unidas para Refugiados.

Los sobrevivientes del naufragio del viernes dijeron a la agencia que los libios dispararon después de ordenar que la embarcación se detuviera, dañando el casco e hiriendo a cuatro personas, dijo la portavoz de la agencia, Melissa Fleming, desde Ginebra, Suiza.

"La embarcación hizo agua y la gente empezó a salir desde abajo, lo que pudo haber contribuido al naufragio, según testimonios", agregó Fleming. Dijo que los cuatro heridos fueron tratados por médicos que viajaban entre los refugiados.

La UNHCR pidió una explicación a Libia con base en las versiones de los sobrevivientes y al hecho de que hubiese personas con heridas de bala entre las más de 200 personas rescatadas y conducidas a Malta e Italia.

Se han extraído 34 cadáveres pero los sobrevivientes dijeron a la ONU que había de 400 a 500 personas a bordo, lo que significa que puede haber más de 200 desaparecidos.

El primer ministro libio Ali Zidan negó las denuncias en una conferencia de prensa el domingo durante una visita del primer ministro de Malta, Joseph Muscat, para hablar sobre la ola de refugiados que llegan por mar a Malta e Italia desde Libia. Prometió investigar el hecho.

La UNHCR ha manifestado preocupación por los sirios que escapan a la guerra civil y enfrentan un peligroso viaje por mar para llegar a terreno seguro en Europa.

Dos millones de sirios han huido a países vecinos, según la agencia de la ONU para refugiados, y muchos siguen viaje por el norte de África hacia puertos en que los contrabandistas de personas les ofrecen pasaje a Europa. Otros cientos de sirios han llegado por mar a Italia durante el fin de semana después de una serie de tragedias.

"El viaje es tan peligroso como la guerra a la que escaparon", comentó Fleming.

El buque se hundió en alta mar, a 100 kilómetros (65 millas) al sur de Lampedusa, Italia, en un área marítima cuyos rescates corresponden a Malta.

Las fuerzas armadas de Malta dijeron que no había planeas para enviar buzos a debido a que la profundidad en la zona es mayor a 80 metros (260 pies).

Hace ocho días, cerca de Lampedusa, se hundió otra embarcación: solo sobrevivieron 155 personas y se han extraído 365 cadáveres, en su mayoría de eritreos que huyeron de la represión en su país.