Tres estadounidenses ganan el Nobel de Economía

Tres estadounidenses ganaron el lunes el premio Nobel de Economía por desarrollar métodos para el estudio de las tendencias en los precios de las acciones, bonos y vivienda, trabajos que cambiaron la manera de invertir de las personas.

Eugene Fama mostró en la década de 1960 lo difícil que era predecir los mercados en el corto plazo, mientras que Robert Shiller mostró dos décadas después que puede hacerse a largo plazo. Lars Peter Hansen desarrolló un método estadístico a fin de probar las teorías para el establecimiento de los precios de los activos.

Por sus investigaciones separadas, los tres economistas recibieron conjuntamente el premio dotado con un equivalente a 1,2 millones de dólares. El premio de Economía es el último que se anuncia de todos de los galardones Nobel.

"Sus métodos cambiaron las investigaciones subsecuentes en el área en tanto que sus hallazgos han tenido una alta influencia a nivel académico y práctico", dijo la Real Academia Sueca de Ciencias.

Fama, de 74 años, y Hansen, de 60, están vinculados con la Universidad de Chicago. Shiller, de 67, es profesor en la Universidad de Yale.

Hansen dijo que recibió la llamada telefónica de Suecia cuando se dirigía al gimnasio. Afirmó que no estaba seguro de cómo celebrará el galardón y que "todavía necesita respirar profundamente".

Shiller, un economista famoso por haber advertido sobre las burbujas en el sector de la vivienda y en las acciones de empresas tecnológicas, dijo que reaccionó con "incredulidad" cuando recibió la llamada telefónica de la Academia el lunes en la mañana.

"Muchas personas me habían dicho que esperaban que yo lo ganara, pero como sabía de la existencia de muchas personas valiosas más, lo di por descartado; dije no, y no lo esperaba", manifestó Shiller a The Associated Press.

Fama contribuyó a revolucionar las prácticas de inversión al mostrar las dificultades para predecir los precios de los valores en el corto plazo. Este aspecto contribuyó al surgimiento de los fondos indexados como inversión común.

Shiller mostró que había más predictibilidad en los mercados de acciones y bonos a largo plazo. Esto alentó la creación de inversionistas institucionales, como los fondos de cobertura, que apuestan a las tendencias del mercado.

A finales de la década de 1990, Shiller dijo que el mercado accionario estaba sobrevaluado "y se probó que tenía razón" cuando reventó la burbuja de las acciones de las empresas punto com, dijo el secretario del comité Nobel, Peter Englund.

"También pronosticó con mucha anticipación que el mercado de la vivienda estaba sobrevaluado y nuevamente mostró que tenía razón", manifestó Englund. El derrumbe del mercado de bienes raíces en Estados Unidos en 2007 exacerbó la crisis financiera global.

Englund dijo creer que los tres laureados coinciden en los hallazgos por los que fueron premiados. Sin embargo, Fama y Shiller tienen diferentes "interpretaciones del mundo real", agregó.

"No es un secreto que para Eugene Fama el tipo de hipótesis nula es que los mercados funcionan bien y está dispuesto a creerla hasta que se muestre lo contrario, mientras que para Robert Shiller, creo que la hipótesis nula es que hay periodos de excesivo optimismo y excesivo pesimismo", señaló.

Shiller es famoso por haber desarrollado el índice Case-Shiller, un indicador importante de los precios de bienes raíces residenciales en Estados Unidos, con Karl Case, economista del Colegio Wellesley.

Hansen desarrolló en la década de 1980 un método estadístico para una mejor evaluación de teorías como las de Fama y Shiller.

"Estas son tres personas muy distintas y el aspecto que las une a todas es la valoración de los precios de los activos", dijo David Warsh, quien en su blog Economic Principals da seguimiento a los economistas académicos.

Fama dijo que su trabajo se remonta a la época en la que las computadoras comenzaban a ser utilizadas por los expertos en estadísticas y los economistas, muchos de los cuales estudiaban los precios de las acciones porque eran la información más fácil de conseguir.

Fama se disponía el lunes en la mañana a dar su primera clase como premio Nobel. A la pregunta de si sus estudiantes tendrían un descanso, respondió: "Veremos, aunque harán mañana su examen de todos modos. Si ya pagaron que desquiten".

Shiller defendió las finanzas como parte de la sociedad y arguyó que con los controles adecuados se ubican "en el centro de nuestra civilización.

"Para algunas personas las finanzas están relacionadas con el egoísmo y la codicia. La verdad es que no tiene que ser así. La crisis financiera que estamos pasando ha sido traumática, pero estamos aprendiendo de ella", apuntó.

Por ejemplo, dijo, muchos estudiantes de otros países pueden estudiar en Estados Unidos gracias a la asistencia financiera que ha sido posible de las inversiones financieras.

También subrayó que la Oficina para la Protección Financiera de los Consumidores, creada por la recesión, hizo más estrictas las normas para las actividades del sector.

Los investigadores estadounidenses han dominado los premios de economía en los últimos años. La última vez que no hubo un estadounidense entre los ganadores fue en 1999.

Con este galardón, los comités del Nobel ya anunciaron los seis para el 2013. Estos premios se entregan anualmente y están dotados con 1,2 millones de dólares cada uno.

El galardón de Economía fue instituido posteriormente que los de medicina, química, física, literatura y de la paz, creados por el industrial sueco Alfred Nobel en 1895. El banco central de Suecia agregó el de economía en 1968 en memoria de Nobel.

Todos los galardones serán entregados a los ganadores durante una ceremonia a la que asiste la familia real y que está programada para el 10 de diciembre, en el aniversario del fallecimiento de Nobel en 1896.

___

Los periodistas de The Associated Press, Stephen Singer, en Hartford, Connecticut; Paul Wiseman, en Washington, así como Don Babwin y Ashley Heher, en Chicago, contribuyeron a este despacho.