Nacionalistas causan disturbios en Moscú

El asesinato de un ruso provocó indignación en Moscú contra la gente del Cáucaso, con manifestantes que causaron destrozos en un centro comercial e irrumpieron en un depósito de vegetales el domingo por la noche.

La policía detuvo a cientos de personas.

Se cree que el hombre fue apuñalado por alguien del Cáucaso Norte, una región en el sur de Rusia habitada por una mayoría musulmana. La gente procedente del Cáucaso frecuentemente trabaja en centros comerciales y en varios mercados de vegetales en toda la capital rusa.

El Comité Investigador, la principal agencia de investigación de Rusia, informó que un hombre de 25 años murió en una pelea en defensa de su novia mientras la pareja regresaba a su casa el jueves. Los investigadores han interrogado a varios testigos, según una declaración.

La policía publicó la fotografía de un sospechoso tomada por una cámara de seguridad, pero no ha sido identificado.

Imágenes de video trasmitidas por la televisión Dozhd mostraron los desórdenes en Biryulyovo, un barrio obrero del sur de Moscú. Cientos de rusos participaron en las protestas y algunos entonaban lemas nacionalistas.

Las autoridades intensificaron las patrullas policiales en toda la ciudad y cerraron una plaza frente al Kremlin para impedir que se repitan los desórdenes del 2010, cuando miles de nacionalistas y aficionados al fútbol protestaron por la muerte de un ruso durante una pelea entre hinchas y naturales del Cáucaso Norte.

La policía antimotines detuvo a varias personas después de que los manifestantes rompieron cristales de un centro comercial. Otros inconformes lanzaron botellas y desperdicios a los agentes a fin de exigir la libertad de los detenidos, informó la agencia de noticias Interfax, citando a la policía.

Cientos de personas se dirigieron en una marcha por las calles desde ese lugar al depósito de vegetales. El jefe de policía de Moscú Anatoly Yakunin dijo en una entrevista televisada que los manifestantes volcaron automóviles.

La policía antimotines les bloqueó el paso, pero docenas de ellos lograron ingresar al depósito. La policía detuvo a 200 personas en el almacén. Al anochecer, los manifestantes volvieron a concentrarse frente al centro comercial y se enfrentaron a la policía y hubo más de un centenar de detenidos.