El Salvador: Funes apoya pesquisa de fraude fiscal

El presidente Mauricio Funes ofreció el sábado la ayuda de su gobierno al Fiscal General de la República, para investigar el caso de ex funcionarios salvadoreños, que según una solicitud de las autoridades de Estados Unidos, habrían cometido defraudación fiscal y lavado de dinero en la nación norteamericana.

Funes dijo tener información que el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) le habría solicitado al fiscal general Luis Martínez, investigar a tres ex funcionarios y un ex presidente, a los que no identificó, y "quiero ofrecerle públicamente el apoyo de este gobierno para esa investigación".

El mandatario manifestó que ha dado instrucciones al ministro de Justicia y Seguridad Pública para que la policía nacional esté presta a colaborar en el caso, y agregó que peritos del ministerio de Hacienda también podrían coadyuvar en las indagaciones.

Según el mandatario, el IRS estaría investigando por evasión fiscal y lavado de dinero que ronda los 10 millones de dólares a ex funcionarios de los gobiernos de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que dirigió el país de 1989 al 2009.

Reveló que en los documentos presentados por el IRS, se revela que un ex gobernante salvadoreño y sus colaboradores recibieron 10 millones de dólares que ingresaron a una fundación del ex mandatario acusado, y que estos no habrían pagado los impuestos debidos en Estados Unidos.

El presidente resaltó la conveniencia de darle prioridad a la investigación para enviarle un mensaje a Estados Unidos en el sentido de que el gobierno está comprometido con la lucha contra la corrupción, el crimen organizado y el lavado de dinero.

"Al país le conviene mandar un mensaje al gobierno y al Senado de Estados Unidos, que aquí no pasamos el lavado de dinero, como no se pasa en Estados Unidos", agregó.

Destacó la importancia de investigar la denuncia en momentos en que se espera que el Senado de Estados Unidos se pronuncie sobre la aprobación que realizó la junta directiva de la Corporación Reto del Milenio de la donación de un segundo convenio para El Salvador, que ronda los 277 millones de dólares.