Federer rompe con su técnico tras 3 años

Hacia el final de un año negro, en el que no pudo meterse a una sola final de un torneo grande, Roger Federer anunció el sábado que Paul Annacone no va a seguir como su técnico.

El campeón de 17 torneos de Grand Slam informó en una nota difundida en su portal de Internet que tomó la decisión de romper el vínculo con Annacone después de más de tres años y medio juntos.

"Consideramos que este es el mejor momento y camino para ambos", señaló Federer, según la declaración.

El anuncio se produce apenas dos días después de la más reciente derrota de Federer dentro de un año repleto de esas.

Sucumbió 6-4, 6-7 (5), 6-3 ante Gael Monfils, un ex Top 10 que ahora es el número 42 del mundo, en la tercera ronda del Masters de Shanghai. El francés Monfils recién se recuperó de una molestia en la espalda.

La derrota del suizo de 32 años comprometió las posibilidades de clasificarse a la Copa Masters, el torneo de fin de temporada de la ATP y en el que participan sólo los ocho mejores del ranking.

Federer solía tener asegurado el boleto --pasó más semanas que cualquier otro tenista en el primer sitio del escalafón de la ATP. Pero se ubicó apenas en el séptimo puesto el lunes pasado y no ha ejercido ni de lejos la presencia dominante que tuvo durante una década.

El certamen en China fue el primero de Federer desde que cayó en la cuarta ronda en el Abierto de Estados Unidos, el 3 de septiembre, ante el español Tommy Robredo, 19no preclasificado.

En su comunicado, Federer destacó que con Annacone se plantearon un "plan de tres años" en procura de ganar otro título de Grand Slam y escalar otra vez a la cima del escalafón.

"En medio de muchos otros objetivos y grandiosos recuerdos, esos dos objetivos principales fueron alcanzados", dijo Federer, aludiendo a la conquista del torneo de Wimbledon en 2012 que le catapultó al primer lugar del ránking.

Annacone trabajó anteriormente con otra leyenda, Pete Sampras.