Enfrentamiento en Chile tras marcha indígena

Incidentes aislados de violencia entre manifestantes y la policía chilena se registraron al término de una marcha que conmemoró el denominado Día de la Raza en el que se recuerda la llegada de los españoles a América.

La "Marcha de los dos mundos", convocada por la Organización Mapuche Meli Wixan Mapu, se centró en la "resistencia del pueblo mapuche'" y el incumplimiento de los derechos de los pueblos originarios.

Familias completas participaron en la manifestación llevando carteles con leyendas contra el allanamiento a comunidades mapuche y en favor de la libre determinación, además de bailes, cantos y mucho colorido.

Al terminar la marcha se registraron incidentes violentos aislados. La policía usó tanquetas lanza agua y lanza gases y logró dispersar a los manifestantes. Aún se desconoce el número de detenidos.

Patricia Lienlaf, vocera de la organización convocante, denunció que "al Estado no le basta con la militarización de las comunidades, con sus agentes policiales, sino que también se amparan en el actuar de los grupos paramilitares que hoy día actúan en la zona y mantienen a nuestro pueblo reprimido y a nuestros niños, mujeres, ancianos y hombres estigmatizados por la lucha".

Por su parte, Viviana Díaz, Premio Nacional de Derechos Humanos y ex presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, dijo que es urgente promulgar una ley de indulto que beneficie a los mapuches presos, en su mayoría, por la cuestionada ley antiterrorista, que aplica altas sanciones, realiza dobles juicios (civil y militar) y permite la utilización de testigos sin rostro, entre otros.

A la manifestación concurrieron cientos de personas, aunque ni organizadores ni la policía dieron un número estimado de participantes.