Arizona y otros estados reabren parques nacionales

El turismo volvió el sábado al Gran Cañón después que las autoridades de Arizona y de otros estados aceptaron un plan del gobierno federal para abrir nuevamente los parques nacionales, cerrados a consecuencia de la parálisis parcial del gobierno.

Empero, el presidente Barack Obama aceptó la reapertura de zonas turísticas en todo el país pero con una condición: Los estados deben costear el funcionamiento de esos lugares con dinero que seguramente no volverán a ver.

Hasta ahora, Utah, Colorado, Dakota del Sur, Arizona y Nueva York acordaron abrir los parques cerrados desde principios de mes. Por su parte, los gobernadores de otros estados intentaban calibrar qué tendría mayor consecuencia económica, si pagar para mantener abiertos esos lugares o perder el dinero de los turistas que visitan esas atracciones.

Dakota del Sur y varios donantes corporativos lograron un acuerdo con el Servicio Nacional de Parques para abrir de nuevo el Monte Rushmore a partir del lunes. El gobernador republicano Dennis Daugaard dijo que costará 15.200 dólares diarios pagar al gobierno federal para operar ese lugar en las Black Hills (Colinas Negras). Agregó que envió electrónicamente los recursos que cubren cuatro días.

En Nueva York, el gobernador demócrata Andrew Cuomo dijo que su estado pagará 61.600 dólares diarios para costear el personal del Servicio de Parques en tanto que la Estatua de la Libertad abrirá de nuevo el domingo.

En Arizona, la gobernadora republicana Jan Brewer se había negado a gastar unos 112.000 dólares diarios para abrir por completo el Gran Cañón. Dijo que una reapertura parcial sería mucho más barata y permitiría a los turistas visitar la zona y a las empresas relacionadas ganar dinero.

Arizona acordó pagar finalmente al Servicio de Parques 651.000 dólares para abrir el Gran Cañón durante siete días.

En Utah, los empleados federales se apresuraron a abrir cinco parques nacionales durante 10 días después de que el estado enviara 1,67 millones de dólares al gobierno federal con la esperanza de salvar su lucrativa temporada turística.

El superintendente del Parque Nacional de Zion, Jock Whitworth, dijo que el personal comenzó a abrir los accesos y retirar las barreras, y afirmó que esperaba que el parque funcionara el sábado en su totalidad.

___

Michelle Price en Twitter: //twitter.com/michellelprice .

Price contribuyó desde Salt Lake City. Colaboraron igualmente los periodistas de Associated Press Matthew Daly en Washington, Brady McCombs en Utah, Brian Skoloff y Bob Christie en Arizona, Ken Ritter en Nevada, Colleen Slevin en Colorado, Mead Gruver en Wyoming, David Lieb en Misurí, Jonathan Lemire y Michael Virtanen en Nueva York, y Chet Brokaw en Dakota del Sur.