México gana, pero sigue con dudas

Sin un funcionamiento óptimo, México hizo lo suficiente para vencer a Panamá y mantenerse con vida en las eliminatorias de la CONCACAF, aunque sabe que la clasificación al Mundial de 2014 todavía está lejos.

En el debut de Víctor Manuel Vucetich como timonel de la selección, el "Tri" exhibió el viernes falta de coordinación entre líneas, los dos laterales fueron un talón de Aquiles, y el triunfo 2-1 se consiguió gracias a un golazo de chilena de Raúl Jiménez a cinco minutos del final.

"Sí, falta esa coordinación de los movimientos, hay que estar hablando con los jugadores para que entiendan", admitió Vucetich, quien asumió el puesto hace tres semanas en relevo del cesado José Manuel De la Torre. "Pero hay tiempo para mejorar en lo que necesitamos".

La victoria dejó a México en cuarto lugar del hexagonal de la CONCACAF con 11 puntos, a tres del tercer puesto que tiene Honduras, y con tres de ventaja sobre Panamá.

Por ahora, el equipo de Vucetich tiene asegurado disputar un repechaje en noviembre contra Nueva Zelanda, aunque con un triunfo el martes en Costa Rica, y una derrota de Honduras en Jamaica, podría conseguir el tercer y último boleto directo.

En cambio, un revés ante los ticos, y un triunfo de Panamá sobre Estados Unidos, podría dejar a México fuera de carrera.

"No fue un buen funcionamiento, pero el gol de Raúl nos salvó el barco", comentó el delantero Javier Hernández, quien falló un penal que pudo darle ventaja de 2-0 a México. "No nos sentimos con nada seguro, todavía hay una ligera esperanza de ir directo, pero vamos a disfrutar porque aunque no fue un partido perfecto, siempre será mejor salir con una victoria".

"Ganamos y a final de cuentas es un paso que se dio, se ganó para seguir con esa posibilidad de ir al Mundial, pero tenemos que ganar para tener la oportunidad del repechaje", agregó un ecuánime Vucetich.

México retomará sus entrenamientos el sábado con trabajo regenerativo en el Centro de Alto Rendimiento y tiene programado viajar el lunes por la mañana a San José para el partido del martes.

Vucetich tendrá tiempo para pensar cómo mejorar el equipo. Por el lateral izquierdo, donde Jorge Torres Nilo se vio mal, Carlos Salcido podría ser una mejor opción y por derecha, Miguel Layún fue presa del nerviosismo y nunca lució como lo hace en el torneo local con América. Severo Meza asoma como una alternativa.

En medio campo, otro de los que no se vio bien fue Carlos Peña, un recuperador natural que en el esquema de Vucetich tomó más responsabilidades ofensivas y se notó fuera de lugar. El entrenador tiene en la banca a Christian Giménez, un argentino naturalizado que ejerce más creativas con Cruz Azul

Adelante parece necesario que el "Chicharito" Hernández vaya al banquillo y que Vucetich aproveche el momento de Jiménez junto con Oribe Peralta, que está en la misma forma que lució cuando fue la figura de la selección mexicana que conquistó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres.

Peralta hizo el primer gol de México el viernes.

"Pasar este partido era importante porque ya no había margen de error, ahora tenemos que pensar en ganar en Costa Rica", matizó Jiménez.

Además de Jiménez, entre los grandes positivos del triunfo de México, destaca la reaparición del veterano zaguero Rafael Márquez, quien ha disputado tres mundiales y, tras un exitoso paso por el fútbol europeo, ahora juega con el León de la liga local.

Márquez, con 34 años no tiene la misma velocidad de antaño, pero el viernes se erigió como el líder dentro de la cancha que México había extrañado en todo el hexagonal.

"El equipo supo responder a las adversidades, pero no hay nada que celebrar, tenemos que ir a Costa Rica a dar el siguiente paso", advirtió Márquez, quien con De la Torre sólo había requerido para jugar unos minutos en un amistoso realizado el año pasado.

"Yo estoy contento de estar de vuelta con selección y dar todo lo que tengo, vengo a apoyar y a sumar", agregó. "Primero, antes de pensar en un Mundial, hay que pensar en Costa Rica".