Manifestación rechaza independencia de Cataluña

Miles de personas se reunieron en Barcelona para reafirmar su derecho a ser españoles y catalanes en una protesta dirigida a demostrarles a los separatistas que una proporción considerable de habitantes de esta región del noreste se opone a escindirse de España.

Bajo el lema de la movilización del sábado de "Somos Cataluña, somos España", muchos ondeaban banderas que decían "somos 47 millones", una referencia a la población total del país.

"La vasta mayoría del pueblo aquí está contra la independencia porque España se reduciría si seguimos ese camino", dijo Mariano Escudero, de 70 años.

El presidente de la región catalana, Artur Mas, ha dicho que desea someter a referendo el asunto de la independencia.

La manifestación, en la Plaza de Cataluña, la principal de la capital catalana, coincidió con el Día de la Hispanidad, feriado nacional de España, que se celebró con un desfile militar en Madrid.

Este año, el príncipe heredero Felipe presidió el desfile debido a la convalecencia del rey Juan Carlos por una cirugía en la cadera.

Los manifestantes en Barcelona extendieron una bandera de 100 metros (328 pies) de largo, la cual llevaba en una mitad los colores de la región catalana y los de España en la otra. Música festiva que salía de altavoces animaba el ambiente.

Durante la movilización fue evidente el marcado trasfondo de ira hacia las políticas secesionistas de Mas.

Algunos participantes gritaron "¡no nos engañan, somos España!", mientras que otros llevaban puestas playeras de la selección de fútbol y coreaban: "Barcelona más Madrid igual a La Roja", como se conoce al equipo nacional.

Maité Ávila, de 39 años, que trabaja para el gobierno regional de Mas, dijo que estaba furiosa hacia los sectores que impulsan el movimiento independentista.

"(Artur) Mas sólo puede hacer esto sin que lo pillen porque vivimos en una democracia, de lo contrario alguien ya le habría cortado la garganta", dijo Avila, que ondeaba una bandera española.