Tifón inunda arrozales en el norte de Filipinas

Un tifón causó el sábado inundaciones en aldeas y granjas en la principal zona de cultivo de arroz en el norte de Filipinas, aunque las autoridades no informaron de víctimas de inmediato.

El tifón Nari azotó el viernes la provincia de Aurora, al noreste de Manila, con vientos de 150 kph (94 mph) y ráfagas de 185 kph (116 mph). El secretario norteamericano de Estado, John Kerry, canceló el viernes su viaje a Filipinas por el mal clima.

Más de 2.500 personas fueron desalojadas de diversas aldeas costeras de Aurora antes de que el tifón tocara tierra, dijo el oficial provincial de desastres, Amado Elson Egargue.

Las autoridades suspendieron el suministro de electricidad en toda la provincia en antelación a la llegada de la tormenta. La reanudación del suministro de energía dependerá de la magnitud de los daños, agregó.

En la provincia cercana de Nueva Ecija, el gobernador Aurelio Umali dijo a la radio DZMM que los principales caminos estaban obstruidos debido a la caída de árboles y postes de electricidad en la provincia.

Dijo que quizá fueron dañadas o destruidas unas 15.000 hectáreas (37.050 acres) de arrozales debido al temporal, según cálculos iniciales.

___

El periodista de The Associated Press, Oliver Teves, contribuyó a este despacho.