Médicos del Seguro Social inician paro de labores

Los médicos del Seguro Social retomaron el viernes las acciones de protesta y suspendieron las consultas y cirugías selectivas para exigir al gobierno del presidente Mauricio Funes un aumento salarial.

Suspendieron los servicios en 32 unidades médicas y siete hospitales y solo atienden las emergencias.

Los médicos y las autoridades de ISSS habían montado meses de negociaciones con la mediación del obispo auxiliar capitalino, monseñor Gregorio Rosa Chávez. "Lamentablemente se vuelven a entrapar las cosas, está monseñor Rosa Chávez con nosotros y no hay forma (de lograr un acuerdo)", dijo a los periodistas la doctora Claudia Olano, que habló en representación del gremio de médicos del ISSS.

Olano explicó que las autoridades les están ofreciendo un aumento de 0,60 dólar por hora de trabajo, lo que significa un aumento de 80 dólares al mes para un médico que está trabajando cuatro horas todos los días, pero que con los descuentos solo les quedarían 60.00 dólares.

Según el director del Seguro Social, Leonel Flores, la institución ha "ofrecido una inversión de cuatro millones de dólares en aumentos para 1.960 médicos. Esta inversión está distribuida entre 15, 20, 25 dólares de acuerdo a su especialidad, al mes significa un aumento entre 120.00 y 200.00 dólares"

Pero Olano afirmó que no reciben aumentos salariales desde hace 13 años y consideró la oferta como "una burla". Dijo que en las negociaciones las autoridades han reconocido que la institución tiene dinero, pero que no quieren concederles el aumento.

Al cerrar las negociaciones, Flores aseguró que "hay claros intereses políticos electorales, nunca hubo un interés gremial, hubo burla a todo el proceso (de negociación) que hemos realizado, hubo violación de los acuerdos y no tenemos más que proteger los derechos de los derecho habientes y proceder con medidas legales", ante los tribunales de justicia.

El paro de labores de los médicos se produce tres días después que los trabajadores del ministerio de Salud normalizaron la atención a los enfermos en los hospitales públicos del país, en espera que los diputados de la Asamblea Legislativa incluyan el escalafón salarial en el presupuesto general de la nación del 2014.

Los trabajadores de Salud exigen que no se congele el escalafón durante el 2014, como anunció el presidente Mauricio Funes aduciendo que el Estado no tiene dinero para pagar 23,9 millones de dólares en aumentos salariales y demandan que se reorienten fondos de otras partidas del presupuesto general de la nación.