Kerry visita Afganistán para hablar de seguridad

El secretario de Estado norteamericano John Kerry llegó el viernes a Afganistán para conversar de urgencia con el presidente Hamid Karzai a medida que se aproxima el fin del plazo para alcanzar un acuerdo de seguridad, el cual permitiría a la tropa estadounidense permanecer en suelo afgano después de que la OTAN concluya su misión militar.

Kerry hace su visita no anunciada a Kabul en momentos en que las negociaciones del Acuerdo de Seguridad Bilateral han quedado empantanadas debido a cuestionamientos en torno a la soberanía afgana, pese a un año de negociaciones.

Estados Unidos quiere un acuerdo para fin de mes, pero las conversaciones se han estancado ante la exigencia de Karzai de obtener una garantía estadounidense contra futuras invasiones extranjeras y las demandas de Washington para que la fuerza que permaneciera en el país después del 2014 pueda realizar operaciones contra el terrorismo y los insurgentes.

Las autoridades estadounidenses dicen sentirse optimistas ante la posibilidad de un acuerdo, aunque el hecho de que el atascamiento no ceda pone en duda que sea posible lograrlo para fin de octubre, cuando vence el plazo. De no ser firmado el pacto, no habrá fuerzas estadounidenses en Afganistán tras el 2014.

Los funcionarios que viajan con Kerry dijeron a los reporteros que van en el avión del secretario de Estado que Washington sigue creyendo que el plazo del 31 de octubre es "posible y deseable", y de no ser logrado podrían ocurrir problemas importantes.

Agregaron que la incertidumbre causada por la falta de un acuerdo para fines de mes haría más difícil planear la próxima fase de la retirada de Afganistán y podría minar el empeño de los aliados de la OTAN, que consideran la posibilidad de dejar soldados para entrenar a los afganos.

Sin Estados Unidos, es improbable que la alianza atlántica o cualquiera de sus aliados mantengan soldados en Afganistán. Alemania ya indicó que no asignará los 800 soldados que había prometido.

"Por eso estamos presionando", dijo uno de los funcionarios que viaja con Kerry.

Los funcionarios hablaron a condición de guardar el anonimato porque carecen de autorización para revelar públicamente los temas de las conversaciones de Kerry con Karzai.