Condenan al Estado por ejecución extrajudicial

El Estado colombiano fue condenado por la ejecución extrajudicial hace 20 años de un campesino que falsamente fue presentado como un guerrillero muerto en combate, se informó el jueves oficialmente.

El fallo del Consejo de Estado, una de las cuatro altas cortes de Colombia, ordenó al Ministerio de Defensa pagarles a los familiares del campesino Italo Adelmo Cubides, de 22 años, la suma de 236 millones de pesos (unos 124.600 dólares) por perjuicios morales y materiales, dijo en un comunicado la oficina de prensa del alto tribunal.

Los hechos en que perdió la vida el labriego ocurrieron el 28 de marzo de 1993 en zona rural de municipio de Tello, en el departamento de Huila y a unos 205 kilómetros al suroeste de Bogotá, tras un supuesto enfrentamiento entre un grupo de militares y rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarios de Colombia (FARC).

Aparte del monto de la condena, el Consejo de Estado llamó la atención porque los uniformados que dieron muerte a Cubides terminaron absueltos por la justicia penal militar.

El Consejo explicó que, "según el Ejército, la víctima propició su propia muerte porque no se encontraba en su lugar de trabajo habitual, que era una finca de la zona, sino que estaba colaborando con el grupo subversivo".

Según el Consejo, "las pruebas dentro del proceso son suficientes para concluir que la muerte del campesino fue consecuencia de una ejecución extrajudicial, puesto que el cuerpo presenta impactos de proyectil realizados a corta distancia, lo cual desvirtuaría la tesis del combate".

Observó que "en modo alguno se intentó recibir nueva declaración de los parientes del occiso, ni las personas que lo conocían, tampoco de los pobladores del sector, lo que denota un incumplimiento de la normatividad que ordena investigar tanto lo desfavorable como lo favorable del investigado, así como la búsqueda de la verdad para la resolución del caso".

El Consejo de Estado envío copia de su decisión a la Fiscalía General para que investigue los hechos en los que murió Cubides.

Asimismo, le ordenó al Ministerio de Defensa que un medio de comunicación de circulación nacional haga constar que el campesino no murió en un combate sino como consecuencia de una ejecución extrajudicial.

En octubre de 2008 el entonces presidente Alvaro Uribe (2002-2010) y su ministro de Defensa, el hoy mandatario Juan Manuel Santos destituyeron a 27 militares --entre ellos tres generales-- porque por acción u omisión habrían participado en ejecuciones extrajudiciales.