Fiscalía ordena investigar complot

La fiscal general Luisa Ortega Díaz anunció el jueves la apertura de una investigación de un supuesto plan de desestabilización que incluirá las publicaciones de algunos medios locales sobre presuntas fallas en el suministro de combustible.

Ortega Díaz dijo a la prensa que ordenó iniciar una averiguación penal sobre una denuncia que recibió de un supuesto plan desestabilizador, y precisó que ese proceso incluirá "publicaciones en medios de comunicación sobre información falsa de escasez de combustible", indicó el Ministerio Público en un comunicado.

Al hablar de la investigación la fiscal centró sus comentarios en un trabajo que publicó este jueves el medio local Diario 2001 de supuesto desabastecimiento de combustible, pero el Misterio Público envió horas después un comunicado en el que aclaró que la averiguación incluirá otras publicaciones .

Ortega Díaz expresó que en la víspera recibió una denuncia de que se estaría preparando un plan desestabilizador "con la finalidad de crear caos y lograr la desestabilización de las instituciones democráticas del país".

La funcionaria no ofreció mayores detalles de la denuncia y quien la presentó, y solo indicó que ese hecho coincidió con una publicación que realizó este jueves el medio local Diario 2001 sobre supuestos problemas con el suministro de combustible en la capital.

"Buscan crear caos, inquietud y zozobra en la colectividad... Vamos a tener que actuar con severidad y de acuerdo a todos los instrumentos que nos otorga el ordenamiento jurídico venezolano no solamente para investigar sino para solicitar que se aplique las sanciones correspondientes", dijo Ortega Díaz al cuestionar la información difundida por el Diario 2001 que consideró como falsa.

Al ser preguntada sobre si la investigación del supuesto plan desestabilizador incluirá al Diario 2001, la fiscal expresó que "eso deben decirlo los fiscales una vez que adelanten la investigación".

"Es un delito y no lo podemos permitir", dijo el presidente Nicolás Maduro al rechazar el titular de primera página de este jueves del Diario 2001 que señala que "la gasolina la echan con gotero".

Maduro consideró como "grosero y cochino" el titular, e indicó que se comunicó con la fiscal para decirle que las instituciones "tenemos que reaccionar" ante ese caso.

El mandatario dijo, durante una visita a la Comandancia del Ejército, que la información del diario tendría relación con un supuesto plan para "sabotear el sistema de distribución de gasolina". "Si en la aplicación de la ley se tiene que ir al castigo más severo, signifique lo que signifique este castigo que se vaya, pero no se puede permitir. Hay que defender la sociedad de estos bandidos, de estos delincuentes que la atacan desde sus medios de comunicación".

El Diario 2001 difundió el jueves una noticia en la que aseguraba que los usuarios estaban haciendo largas filas para abastecerse de gasolina en la capital y que en interior del país los suministros de combustible se habían reducido.

Los representantes del medio no emitieron de momento comentarios sobre la decisión de la Fiscalía General.

El ente regulador del sector de telecomunicaciones acordó el pasado 30 de septiembre abrir un procedimiento administrativo contra el canal de noticias Globovisión por presuntamente generar "zozobra" al difundir un programa sobre el desabastecimiento de algunos productos básicos y vehículos.

La acción se registró dos días después que Maduro acusó a los medios de comunicación locales de azuzar las compras de pánico de algunos productos básicos, cuyo desabastecimiento se ha intensificado en los últimos meses, y pidió a la Fiscalía General castigar la difusión de versiones periodísticas que considera son parte de la "guerra económica" contra su gobierno.

El fallecido Hugo Chávez mantuvo durante sus 14 años de gobierno tirantes relaciones con los principales medios locales a los que acusó de apoyar el fallido golpe del 2002 y de difundir "mentiras" contra su administración.

Esa situación no ha variado mucho en los casi seis meses de gobierno de Maduro que ha señalado a los principales medios locales de promover conspiraciones y sabotajes.