El Reino Unido pone en venta el Correo Real

El gobierno británico anunció el jueves que recaudará 1.720 millones de libras (2.750 millones de dólares) con su venta controversial del paquete mayoritario de acciones del Correo Real, poniendo el control del sistema en manos privadas por primera vez en sus 500 años de historia.

La demanda de los pequeños inversionistas obligó al gobierno a reducir el número de acciones en venta a instituciones grandes. Un 95 % de todos los solicitantes --más de 690.000 personas-- las están recibiendo.

Las acciones se venderán a razón de 330 peniques cada una, el mayor precio que el gobierno había fijado para la venta. Las acciones se cotizarán a partir de la semana próxima en la bolsa de Londres.

El valor total de la compañía se estima en 3.300 millones de libras.

"Hemos alcanzado el equilibrio adecuado, aumentado la proporción de acciones que van a los pequeños inversionistas para garantizar que reciban su justa cuota y asegurar que los empleados obtengan un 10 % en el negocio", dijo el secretario de negocios Vince Cable.

La venta de un servicio cuya historia se remonta al rey Enrique VIII ha sido controversial. El Partido Laborista, de oposición, acusó al gobierno de subvalorar la compañía y afirmó que los contribuyentes se verán afectados.

Chuka Umunna, del laborismo, dijo en Twitter que la gran demanda de acciones "solo sirve para apoyar las denuncias de que ha sido depreciado".

"Cada vez más la venta del Correo Real parece un negocio chapucero de un gobierno sin contacto con la realidad que sigue adelante pese a una enorme oposición pública", afirmó.

El gobierno sostiene que la venta facilitará al correo los fondos que necesita para modernizarse.