Mundial: Venezuela contra la pared ante Paraguay

Herida y pendiente de un milagro, Venezuela el viernes buscará vencer a Paraguay por goleada y esperar una complicada combinación de resultados para seguir con vida hasta la última fecha de la eliminatoria sudamericana del Mundial.

Los venezolanos, que finalizan el viernes sus compromisos en la eliminatoria ante un seleccionado guaraní eliminado, todavía tiene una remota posibilidad de pelear el repechaje, pero para ello además de alzarse con el triunfo por tres o más goles, necesita que Uruguay caiga por goleada ante Ecuador en Quito y luego por la misma vía como local contra Argentina.

"Estamos entre la espada y la pared, ya no dependemos de nosotros mismos; pero como siempre vamos a salir a darlo todo", dijo a la AP el capitán Vinotinto, Juan Arango. "Lo más difícil es esperar que se den los otros resultados" para quedarse con el quinto puesto, agregó el volante.

Venezuela ocupa la sexta casilla de la eliminatoria con 19 puntos, tres menos que el quinto Uruguay. Los cuatro primeros se clasifican directamente al Mundial, y el quinto disputará un repechaje contra Jordania.

El entrenador César Farías, por su parte, destacó que el repechaje "todavía numéricamente está allí como una posibilidad. Dándose algunas combinaciones de resultados podríamos conseguir el objetivo, (pero) pase lo que pase, este equipo no va a rendirse, vamos a enfocarnos correctamente en lo que tenemos que hacer, esa es nuestra obligación".

"Hasta último momento nos hemos mantenido dentro del lote de los que tienen esa posibilidad de asistir a un Mundial. El sueño aún no ha acabado", agregó.

Venezuela es el único seleccionado sudamericano que jamás ha disputado una Copa del Mundo.

Sobre la ausencia de varios titulares, el timonel venezolano se mostró confiado por tener "la fortuna de contar con suficientes jugadores para suplirlos de manera convincente ".

Farías no podrá contar con el delantero José Salomón Rondón, del Rubin Kazán de Rusia, y el volante Tomás Rincón, del Hamburgo de Alemania. Rondón se fracturó el quinto metatarsiano del pie izquierdo, mientras Rincón sufrió una fractura en la mandíbula durante el choque de la Bundesliga ante el Werder Bremen.

Además estará ausente el zaguero Gabriel Cíchero, del Nantes de Francia, quien no se ha recuperado de un traumatismo sufrido en la derrota de Venezuela 3-1 ante Chile el 6 de septiembre en Santiago.

También está en suspenso la presencia del volante César González, quien sufrió esta semana un esguince de rodilla y distensión de ligamentos.

"Esas ausencias conllevan a que el trabajo de equipo sea más fuerte ", acotó el entrenador, quien aspira que sus pupilos manejen la pelota la mayor parte del tiempo "en el campo rival y que abunden las ocasiones de goles".

Paraguay, último en la tabla de la eliminatoria sudamericana con tan sólo 11 puntos, llega con el propósito de salvar su honor y darle el puntillazo final a su rival.

"Queremos terminar de la mejor forma... sumar seis puntos (seguidos) algo que no hemos logrado en esta eliminatoria", dijo el defensa Paulo Da Silva antes de viajar a tierras venezolanas.

La tarea no es fácil. "Venezuela es una de las selecciones que más ha crecido en Sudamérica, por eso tiene todavía posibilidades. Se ha ganado un respeto, creo que Venezuela jugando en casa será muy difícil", comentó.

El cuadro guaraní que jugó ininterrumpidamente los mundiales de Francia 1998, Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, cerrará su participación en las eliminatorias sudamericanas el martes como local ante Colombia.

La única baja en Paraguay es Cristian Riveros, volante del Gremio de Brasil, quien se recupera de una lesión en uno de los aductores y no viajó a Venezuela. Se espera que este de vuelta para enfrentar a Colombia.

El partido ante Paraguay se disputará en el estadio Pueblo Nuevo, de la ciudad andina de San Cristóbal, a unos 650 kilómetros de Caracas.