NASA busca un problema en la nave que va a Júpiter

La NASA pasará los próximos días diagnosticando un problema con la sonda espacial Juno que se dirige a Júpiter y que surgió después que la nave pasó cerca de la Tierra para impulsarse rumbo al enorme planeta gaseoso.

Los trabajos continuaban el jueves para determinar por qué la misión experimentó algunos problemas después de que Juno saliera de la sombra de la Tierra el miércoles después de circunnavegarla.

Juno sigue en contacto con la Tierra, pero no todos sus instrumentos están encendidos.

El científico Scott Bolton, del Instituto de Investigación del Suroeste, dijo que al parecer la nave no está dañada y no hay señal de que hubiese sido golpeada por un rayo cósmico.

Juno, que fue lanzada en 2011, se acercó a nuestro planeta para utilizarlo como una especie de resortera espacial para ganar impulso y poder llegar a Júpiter en 2016.

El impulso adquirido el miércoles aumentó la velocidad de la sonda de 125.525 kilómetros por hora (78.000 millas por hora) a 140.000 kph (87.000 mph), suficiente como para surcar el espacio más allá de la franja de asteroides rumbo a Júpiter.

Durante su paso por el vecindario, la sonda en forma de molino de viento, impulsada por energía solar, tomó instantáneas de la Tierra y la Luna. La sonda es impulsada por energía solar.

___

Alicia Chang está en Twitter como: http://twitter.com/SciWriAlicia