Preocupados por atasco presupuestario en EEUU

El Fondo Monetario Internacional advirtió el jueves a Estados Unidos que si no amplía el límite de endeudamiento federal podría resultar perjudicada tanto la economía estadounidense como la global.

Christine Lagarde dijo en una conferencia de prensa que Estados Unidos debe "poner en orden su política fiscal", en referencia al atascamiento presupuestario y a ampliar el límite del endeudamiento. Las declaraciones de Lagarde abrieron la reunión anual de los líderes financieros mundiales del FMI y el Banco Mundial.

Tras indicar que la economía global pasa por una recuperación lenta y desequilibrada, pidió a Europa que sanee su sistema bancario y siga adelante con la unión bancaria.

Empero, el atascamiento político en Washington dominó las reuniones, precisamente cuando el FMI y otros especialistas económicos desean una mejora de la economía estadounidense para dar impulso a la débil recuperación económica global.

Esos temores se han sumado a la ansiedad causada por la reducción prevista del programa de compra de bonos soberanos del banco central para estimular la economía. La posibilidad de esa reducción presionó a los mercados en los países en vías de desarrollo incluso antes de comenzar.

Los temores crecientes sobre Estados Unidos son una novedad para el FMI, con sede en Washington. Tras años de preocupación por la profunda crisis económica en Europa, la atención está centrada ahora en el país anfitrión del FMI.

El gobierno estadounidense cerró parcialmente la semana pasada cuando los legisladores del Congreso no concordaron en un proyecto de ley de gastos para financiar el gobierno a comienzos del nuevo año fiscal, el primero de octubre.

Por otra parte, demócratas y republicanos no concuerdan sobre el cercano plazo para aumentar los 16,7 billones de deuda soberana. Los republicanos exigen reducciones presupuestarias para acortar el déficit a cambio de aumentar el tope de endeudamiento.

Además, la Reserva Federal seguramente comenzará a reducir su plan de estímulo a principios del próximo año. La compra mensual por 85.000 millones de dólares en bonos inyectó circulante en la economía con el fin de fomentar el crecimiento.

Al mismo tiempo, Europa ha comenzado a salir de una profunda recesión pero seguramente experimentará un índice de crecimiento muy bajo.

El FMI ha visto cómo ha cambiado la dinámica del crecimiento global, ya que a corto plazo será Estados Unidos el que encabece la expansión, ayudado por las economías de Europa y Japón.

El FMI pronosticó a principios de año que países en vías de desarrollo como China, India y Brasil encabezarían este año la economía global.