Mianmar: progresos en diálogo con rebeldes kachin

Representantes del gobierno de Mianmar y de los rebeldes de la etnia kachin anunciaron el jueves progresos significativos en sus últimas conversaciones de paz y dijeron que un acuerdo abarcador de cese del fuego incluyendo a todos los grupos armados étnicos está a la vista.

Durante decenios, Mianmar ha enfrentado rebeliones de grupos minoritarios en busca de autonomía. Los kachin son el único grupo importante que no tiene un cese del fuego vigente con el gobierno, luego que una tregua firmada en 1994 se rompiese hace dos años. Pero un portavoz de los rebeldes dijo que un pudiera firmarse un cese del fuego el mes próximo.

Las tensiones con los grupos minoritarios son consideradas la mayor amenaza a la estabilidad de Mianmar, y el gobierno está ansioso por concluir un acuerdo amplio de cese del fuego, algo que además ayudaría a mitigar críticas occidentales y de grupos de derechos humanos sobre represión militar.

El presidente Thein Sein, que llegó al poder en el 2011 luego de casi cinco décadas de dictadura militar, quiere un acuerdo de paz para complementar las reformas políticas y económicas que ha implementado.

El gobierno había deseado que un acuerdo nacional de cese del fuego fuese firmado en julio, pero más adelante pospuso su objetivo a octubre y ahora busca lograrlo en noviembre.

"Es muy probable que el acuerdo de cese del fuego pueda ser firmado en noviembre como lo busca el gobierno", dijo Dau Hka, portavoz de la guerrilla Ejército Independiente Kachin.

Aung Naing Oo, que facilita las negociaciones para el gobierno, dijo que los tres días de conversaciones de paz marcaron una mejora significativa. Dijo que ha habido una importante declinación en los choques entre las dos partes desde las conversaciones en mayo, cuando se firmó un acuerdo de siete puntos para aliviar tensiones.

El Centro de Paz de Mianmar, para el que trabaja Aung Naing Oo, dijo que las dos partes "acordaron trabajar juntas por un acuerdo nacional de cese del fuego y para sentar las bases de un diálogo político" en sus conversaciones en la capital del estado Kachin, Myitkyina, en el extremo norte del país.

"El acuerdo incluirá al gobierno y todos los grupos armados no estatales y representaría el fin de los combates en Mianmar por primera vez desde la independencia en 1948", dijo el activista.

El gobierno y los kachin se han reunido más de 15 veces sin progresos, mientras continuaban los choques. En su última reunión, acordaron trabajar para cesar todos los enfrentamientos armados, establecer un comité conjunto de monitoreo, desarrollar un plan para el regreso voluntario y reasentamiento de los desplazados y reabrir caminos en el estado de Kachin.