Inspectores visitan 3 sitios en Siria

Inspectores internacionales de armas químicas han visitado hasta el momento tres sitios en Siria, dijo su portavoz el jueves, como parte de las gestiones para destruir el arsenal químico del país.

Como parte de la misión, el equipo deberá visitar más de 20 sitios en todo el país. Los tres lugares que ha visitado en 10 días están en áreas en poder del gobierno, lo que los hizo relativamente accesibles, dijo Michael Luhan, portavoz de la Organización de Prohibición de Armas Químicas (OPCW).

Operando bajo un raro consenso, la ONU ha encargado a la OPCW la destrucción del programa de armas químicas de Siria para mediados del 2014 -- el plazo más breve que se haya dado a la organización. Es además la primera misión de desarme conducida en medio de un conflicto armado, que enfrenta al régimen del presidente Bashar Assad con una gama de grupos rebeldes.

El equipo de 27 inspectores tendrá que cruzar también territorio rebelde para llegar a algunos sitios. La ONU espera organizar ceses del fuego temporales entre rebeldes y el gobierno para asegurar el paso seguro de la misión.

Al menos 18 personas, mayormente hombres, murieron cuando fuerzas del gobierno bombardearon un área cerca de la norteña ciudad de Safira, en la provincia de Alepo, y en la vecina ciudad de Manbij, dijo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, basado en Gran Bretaña, que obtiene información de activistas in situ. La agencia noticiosa oficial sitia SANA dio que seis personas murieron en la ciudad de Alepo a causa de disparos rebeldes.

Choques estallaron también entre milicianos de la agrupación extremista Estado Islámico de Irak y el Levante, afiliada con al-Qaida, y rebeldes curdos que tratan de frenar su avance en la norteña provincia fronteriza de Azaz, dijo el Observatorio.

En Beirut, unos pocos refugiados sirios volaron a Alemania, donde fueron aceptados para reasentamiento temporal.

Hombres y mujeres sollozaron y se abrazaron cuando familiares de despidieron, ayudándoles a llevar sus maletas atestadas a un autobús que les transportaría al aeropuerto.

Eran 106 de los 4.000 refugiados que Alemania ha aceptado recibir con visas de dos años, dijo Roberta Russo, de la oficina del Alto Comisionado de la ONU para Refugiados.

Son una diminuta minoría de los 2 millones de sirios ahora registrados como refugiados. Otros 5 millones de sirios están desplazados dentro de su propio país a causa del conflicto, que ha costado hasta ahora más de 100.000 vidas.

Russo llamó a países donantes a proveer más ayuda para los vecinos de Siria, que están recibiendo a más de 97% de los refugiados.

Dijo que han recibido apenas una tercera parte de los 1.700 millones de dólares en ayuda que ha solicitado la ONU para los refugiados, especialmente en Líbano.