Betancourt: Colombia está cerca de lograr la paz

La ex rehén Ingrid Betancourt aseguró el jueves que nunca antes como ahora Colombia ha estado tan cerca de alcanzar la paz y dijo no tener claro aún si regresará a la política activa.

En una entrevista con la emisora local Caracol Radio, Betancourt elogió el proceso de paz que actualmente adelantan en Cuba el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

"Yo quiero es que no perdamos la oportunidad histórica... de que por primera vez está muy cerca de lograr, de conquistar la paz para Colombia", indicó la ex cautiva colombo-francesa, de 51 años y que actualmente se encuentra estudiando un doctorado en teología en Oxford. "Tenemos que tener fe en que podemos acabar la guerra", insistió.

Enfatizó en que Santos tiene toda la autoridad para tratar de lograr la paz con las FARC toda vez que, en su concepto, nadie como él ha golpeado tanto a esa guerrilla, primero como ministro de Defensa (2006-2009) y después como presidente de la República.

"Por primera vez una generación, que es la nuestra, tiene la posibilidad de concluir la paz y de cerrar una herida que viene desangrando al país desde hace 100 años... Yo quiero la paz para Colombia", agregó.

Más tarde, en la emisora Blu Radio, Betancourt sostuvo que "me gusta la reelección de Santos".

Betancourt, que fue candidata a la presidencia colombiana en 2002, estuvo secuestrada por la guerrilla de las FARC desde febrero de 2002 a julio de 2008, cuando fue liberada por el ejército colombiano junto a 14 rehenes más, entre ellos tres contratistas estadounidenses.

Ha trascendido que el Partido Verde le habría propuesto a Betancourt encabezar la lista al Senado para las elecciones parlamentarias que se realizarán en marzo de 2014, pero consultada por un eventual regreso suyo a la política activa respondió: "Pues, por lo menos no por ahora". Betancourt fue senadora entre 1998 y 2001.

Tras ser liberada de las FARC por la fuerza pública, Betancourt viajó de inmediato a París y desde entonces ha pasado su tiempo entre la capital francesa, Nueva York y Oxford.

Desde fines del año pasado, el gobierno de Santos y las FARC adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a casi 50 años de confrontaciones entre las partes.