Fuentes: Boehner pedirá elevación tope de deuda

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, pedirá al bloque republicano que apruebe una extensión a corto plazo de la capacidad de endeudamiento para que el gobierno pueda pagar sus cuentas, dijeron fuentes republicanas dijeron a la AP.

Boehner pedirá a sus correligionarios conservadores que lo hagan antes de que el gobierno pierda su autoridad para aumentar emitir deuda la semana próxima.

Los republicanos han insistido en que se agreguen recortes presupuestarios y otras medidas a la ley de tope de deuda, pero las fuentes no aclararon si Boehner las agregará a la propuesta.

Las fuentes hablaron bajo la condición de no ser identificadas al anticipar un anuncio que hará Boehner luego de una reunión a puertas cerradas con el bloque republicano.

Por su parte, el secretario del Tesoro, Jacob Lew, advirtió al Congreso sobre un posible "daño irrevocable" causado por el impago de las obligaciones de Estados Unidos, mientras los líderes republicanos consideran un aumento del límite de endeudamiento federal, a corto plazo, para que puedan tener más tiempo en su disputa presupuestaria con el presidente Barack Obama.

Lew declaró ante la Comisión de Hacienda del Senado en el décimo día de un cierre parcial federal y una semana antes de quedarse sin dinero, según el secretario del Tesoro, ni posibilidad de solicitar más créditos. Casi todos los economistas consideran que ese default sería un golpe demoledor para la economía mundial. Algunos republicanos han restado importancia a esa posibilidad.

Lew dijo que si no se amplía el tope de endeudamiento del gobierno, ello "podría ser muy dañino para los mercados financieros, la recuperación económica en curso y los puestos de trabajo y ahorros de millones de estadounidenses". Además, el gobierno no sabría cuándo podría subvencionar la compra de alimentos y el pago a los médicos del Medicare, agregó.

"Estados Unidos no debería quedar en posición de tener que tomar esas decisiones tan peligrosas para nuestra economía y nuestros ciudadanos", indicó Lew. "No hay forma de prever el daño irrevocable que ese enfoque provocaría a nuestra economía y mercados financieros".

Lew rechazó además las sugerencias republicanas de que, en caso de que expire la capacidad de endeudamiento del gobierno federal, las autoridades federales podrían usar el dinero que les quede para pagar a los acreedores y otras prioridades. Agregó que el sistema federal de pagos no está diseñado para dar prioridades e insistió que no creía que esa alternativa fuera técnicamente posible.

"Creo que las prioridades son un default con otro nombre", dijo Lew.

El máximo representante republicano en esa comisión, el senador Orrin Hatch, acusó al gobierno de Obama de "intentar, al parecer, fomentar la incertidumbre en los mercados de valores". Hatch y otros republicanos presionaron a Lew sobre el plazo temporal de financiación que desharía el presidente, y se quejaron cuando no dio detalles. Su colega partidista Mike Enzi indicó que "es esta la undécima vez que he tenido esta discusión sobre la caída del cielo y el fin del mundo".

"Creemos que esta economía se beneficiaría de más certidumbre y menos malabarismos. Así que cuando más prolongado sea el periodo, mejor para la economía", dijo Lew, que repitió el deseo de Obama de aceptar una expansión a corto plazo por ahora.

El presidente de la Comisión de Hacienda, el demócrata Max Baucus, dijo que las demandas republicanas para recortar la ley del 2010 del seguro médico de Obama como condición para concluir el cierre "no es debatible" y no ocurrirá.

"Necesitamos volver a abrir el gobierno y pagar las facturas del país, sin condiciones", dijo Baucus.

Mientras Lew declaraba ante los senadores, Obama se disponía a recibir una delegación republicana de la Cámara de Representantes en la Casa Blanca para negociar la reanudación de las labores del gobierno.

___

Los periodistas de Associated Press Alan Fram, Stephen Ohlemacher y Martin Crutsinger contribuyeron a esta historia.