Bossert gana prominencia entre asesores de Trump

Con casi dos metros de estatura, es difícil no notar a Tom Bossert. Aún así, él entró y salió numerosas veces de la Trump Tower durante el período de transición presidencial básicamente inadvertido...

Con casi dos metros de estatura, es difícil no notar a Tom Bossert. Aún así, él entró y salió numerosas veces de la Trump Tower durante el período de transición presidencial básicamente inadvertido entre el desfile de candidatos a puestos en la Casa Blanca.

Un video del vestíbulo el 17 de noviembre muestra al asesor de Donald Trump Dave Bossie junto con su colega Kellyanne Conway mientras Bossert mira, ignorado por los reporteros en la escena.

Bossert, no obstante, atrajo pronto la atención del equipo de transición y la de Donald Trump. El presidente electo le ofreció a Bossert el puesto de asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca en cuanto se reunieron, el 22 de diciembre en la propiedad de Trump en Mar-a-Lago, Florida.

Bossert no está más en el trasfondo. Está claramente al frente, como el hombre a cargo de la respuesta oficial a los huracanes Harvey e Irma, algo apropiado ya que fue uno de los que redactaron el reporte sobre “las lecciones aprendidas” luego de la fallida respuesta del gobierno de Bush al huracán Katrina.

Su historial incluye además el hack a Equifax, contraterrorismo, ciberseguridad, seguro para inundaciones y más.

Cuando Trump haga su primera visita a la Asamblea General de la ONU la semana entrante, Bossert estará allí.

Asesores y ex asesores presidenciales dicen que Bossert ha sido el bastión de competencia en una Casa Blanca azotada por disputas internas, investigaciones y el carácter impredecible de Trump.

Trump ha mostrado su confianza en Bossert solicitando sus consejos en reuniones privadas y permitiéndole hablar por su gobierno en situaciones públicas, desde programas noticiosos hasta el podio de la Casa Blanca.

"Quiero asegurarme de que ustedes entienden que deben continuar confiando en lo que estamos haciendo como gobierno”, dijo Bossert al país el 31 de agosto cuando Texas enfrentaba las secuelas de Harvey y Florida se preparaba para el arribo de Irma.

Sondeos muestran que amplios sectores de estadounidenses tienen preocupaciones sobre la presidencia de Trump. Pero Bossert está determinado a enviar el mensaje de que, en lo que se refiere a lidiar con los huracanes, el gobierno está listo.

En otro encuentro con la prensa, Bossert fue claro sobre sus intenciones, ofreciéndoles a los reporteros un prefacio atípico para esas sesiones en la Casa Blanca. “Me gusta tratar de categorizar mis pensamientos entre los que informan, los que influyen y los que inspiran, si es posible”.

Bossert recibió su oportunidad en Washington _ y su subsiguiente invitación a la Trump Tower _ gracias a David Bossie, quien lo contrató recién graduado de la Universidad de Pittsburgh cuando Bossie era el investigador principal de la Comisión de Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes en los noventa.

Cuando Trump ganó las elecciones, Bossie llamó inmediatamente a Bossert para atraerle de regreso a la Casa Blanca.

"Simplemente nadie estaba tan calificado como él”, dice Bossie.

Bossert, de 42 años, es considerado una enciclopedia andante para un presidente reacio a los detalles, un experto en incluso los asuntos más mundanos que componen la disciplina conocida como seguridad nacional. Él ha encontrado formas de comunicarse con Trump _ y con el vicepresidente Mike Pence y otros _ en maneras que el nuevo gobierno valora en momentos en que enfrenta sus primeros desastres naturales.

Y Bossert parece entender claramente que no es bueno atraer más atención que el presidente en la caldera que es la Casa Blanca. Bossert declinó una entrevista para este artículo.

"Tom tiene buena capacidad para entender a la gente” y expresar la información en una forma que se ajusta a cada quien, dijo Fran Townsend, asesora de seguridad nacional del presidente George W. Bush, quien trabajó con Bossert en ese gobierno. “Pienso que vemos diferencias reales en la forma en que, por ejemplo, el presidente y el vicepresidente procesan información ... Tom tiene una sólida relación con ambos”.

Para Bossert, la política es quizás más difícil que los detalles. Él ha tenido algunas reacciones negativas cuando se le ha preguntado sobre sus opiniones sobre las posiciones de Trump en asuntos como violencia racial y cambios climáticos.

A una pregunta en el programa "State of the Union" de la CNN sobre las confrontaciones en Charlottesville, Virginia, Bossert repitió inicialmente la afirmación de Trump de que “ambas partes” eran responsables por la violencia que llevó a la muerte de una persona. Ante insistencias, Bossert condenó específicamente a los supremacistas blancos.

Más adelante, desde el podio de la Casa Banca, Bossert declinó decir si los cambios climáticos provocados por la actividad humana pudieran ser la causa de la abundancia de huracanes. Prometió un análisis sobre el asunto más adelante.

"Las políticas no son lo mío”, dijo.

Bossert "es más sincero a veces que un político y más abierto que ningún político que yo conozca”, dijo Stewart Baker, un abogado que trabajó en el Departamento de Seguridad Nacional cuando Bossert trabajaba para Bush. “Eso va a ser un problema. ¿Realmente quiere hacer lo que las personas en posiciones políticas tienen que hacer?”.

Bossert se graduó de derecho en el 2003, pero para entonces los ataques del 11 de septiembre del 2001 habían cobrado la vida de una amiga y ex colega _ Barbara Olson, asesora legal del comité de la cámara baja para el que Bossert trabajó.

En el 16mo aniversario de los ataques este año, Bossert dijo en la Casa Blanca que esos ataques son la razón por la que él se dedica a la seguridad nacional, aunque no mencionó a Olson.

"Tom fue afectado como el resto de nosotros, porque Barbara estaba en el avión”, dijo Bossie.

En la Casa Blanca de Bush, Bossert trabajó en las diversas disciplinas que forman lo que se conoce ahora como seguridad nacional _ ciberseguridad, contraterrorismo y preparación para emergencias. Eventualmente, fue vice asesor de Bush.

Cuando Barack Obama ganó la presidencia, Bossert creó una firma de manejo de riesgos en Arlington, Virginia.

Josh Corman, del Atlantic Council, donde Bossert fue becario de ciberseguridad, dijo que éste puede entender las partes más sutiles y obscuras de lo que Trump ha llamado “el ciber”.

"El papel de Tom cubre tres cosas: seguridad nacional, contraterrorismo y ciberseguridad. Todos los predecesores en ese papel han tratado eso como dominios separados. Tom entiende la intersección”, dijo Corman. “Hay quizás solamente cinco personas en todo el gobierno que lo entienden y Tom es una de ellas”.

___

Kellman está en http://www.twitter.com/APLaurieKellman

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com/noticia/95803/0/bossert-gana-prominencia-entre-asesores-de-trump/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR