Un seísmo en Japón de 7,3 grados revive el fantasma del devastador tsunami de 2011

Un seísmo en Japón de 7,3 grados revive el fantasma del devastador tsunami de 2011

  • El hipocentro del terremoto se localizó en el mar frente a la provincia de Miyagi, zona muy afectada por el terremoto y tsunami de 2011.
  • La alerta de tsunami ya ha sido levantada.
  • Nueve personas han resultado heridas leves.

Un terremoto de 7,3 grados Richter sacudió este viernes el noreste de Japón y activó una alerta de tsunami en la misma zona asolada por el devastador seísmo de marzo de 2011, sin que en esta ocasión se reportaran víctimas ni daños graves.

El terremoto, del que en algún momento la Agencia Meteorológica nipona informó de que era de 6,2 grados de intensidad provocó una alerta de tsunami que fue levantada a las 19.20 hora local.

El seísmo, que ocurrió a las 17.18 hora local (08.18 GMT), se sintió en una veintena de provincias niponas, entre ellas Tokio, y provocó la interrupción temporal de servicios como el del tren bala o shinkansen, que ya ha sido restablecido en la línea que une la capital y Kioto, y el cierre de algunas carreteras en el noreste.

Las olas no dejaron víctimas ni daños de gravedad, pero la alarma por el riesgo de tsunami, que llevó a miles de personas a refugiarse en lugares elevados, devolvió a los vecinos el fantasma de la tragedia de marzo de 2011, cuando a un temblor de 9 grados le siguió una gran masa de agua que acabó con más de 18.000 vidas y desencadenó un grave accidente nuclear en Fukushima.

El aeropuerto tokiota de Narita cerró sus pistas brevemente, pero pronto retomó su ritmo habitual, mientras que el de Haneda no llegó a cerrar ninguna y funciona con normalidad.

En Ofunato las aguas subieron 20 centímetros

Poco después se informaba de que llegaban las primeras olas de un tsunami de un metro a las costsa del municipio de Ishinomaki, en el noreste de Japón, sin que se haya informado de víctimas ni daños.

También en la localidad de Ofunato, una de las arrasadas por el tsunami de marzo de 2011, el nivel de las aguas subió unos 20 centímetros, según NHK.

En el puerto de Soma, en la provincia de Fukushima, y en el de Kuji, en la vecina Iwate, se detectaron a su vez subidas de entre 20 y 40 centímetros.

Este terremoto no provocó una alerta de tsunami general en el Pacífico, según informó el Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico. Este centro comunicó que, "en función de todos los datos disponibles, no se prevé un tsunami destructivo generalizado".

Los responsables de la accidentada central de Fukushima Daiichi, por su parte, indicaron que no se han detectado nuevas anomalías en ese complejo tras el terremoto.

Las centrales nucleares situadas en la zona de influencia del terremoto no han presentado "anormalidades", según ha informado la empresa eléctrica TEPCO, citada por la agencia de noticias japonesa Kiodo.

Concrentamente, "no se han detectado anormalidades" en las plantas de Fukushima (a 366 kilómetros al este del epicentro, que se vieron especialmente afectadas por el terremoto y el tsunami de 2011) ni en la planta nuclear eléctrica de Tohoku en Onagawa.

Una decena de heridos

Una decena de personas han resultado heridas, en su mayoría de levedad, a causa del terremoto. Según la televisión NHK, cinco personas resultaron heridas en la provincia de Miyagi, entre ellas una mujer de 75 años y un bebé de 2, que resultaron golpeados al caer durante el seísmo.

También se reportaron heridos en la región de Kanto, donde se encuentra Tokio, la mayoría por contusiones causadas por caídas de objetos, según los datos recopilados hasta ahora por los servicios de bomberos y de ambulancias.

La Agencia Meteorológica de Japón ha advertido de posibles réplicas de hasta 6 grados en la escala de Richter en los próximos días tras el fuerte terremoto, que ha llevado a miles de residentes de las costas del noreste a evacuar la zona por la alerta de tsunami.

Una zona castigada por el terremoto de 2011

El hipocentro del temblor se situó a 10 kilómetros de profundidad bajo el fondo marino y a unos 200 kilómetros de las costas de la provincia de Miyagi, donde se han cerrado las pistas del aeropuerto de Sendai, la capital, para revisar posibles daños.

Miyagi, cuya capital es Sendai (a 333 kilómetros al este del epicentro), se encuentra en la principal isla del país, Honshu, y fue una de las zonas más castigadas por el terremoto de 2011.

Hacía mucho tiempo que no sentía esa sensación de mal rollo

El terremoto de este viernes llevó al primer ministro, Yoshihiko Noda, que se encuentra en plena campaña para los comicios legislativos del día 16, a suspender un discurso electoral y regresar a sus oficinas para recopilar información, informó la agencia local Kyodo.

El seísmo fue narrado en directo por algunos tuiteros, como el español residente en Tokio @ungatonipo, que tras concluir el seísmo decía: "Hacía mucho tiempo que no sentía esa sensación de mal rollo". Según él el seísmo ha durado "tres minutos y pico" ha sido "largo", "en la misma zona que el del año pasado".

Japón se encuentra situado en el llamado anillo de fuego del Pacífico, por lo que los seísmos son relativamente frecuentes y por eso es uno de los países más preparados para este tipo de emergencias, con estrictas normas de construcción y prevención.

El último terremoto de más de 7 grados vivido por Japón tuvo lugar el 14 de agosto, aunque en esa ocasión el temblor, de 7,3 grados, tuvo su epicentro cerca de la isla rusa de Sajalin y no provocó alerta de tsunami.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com/noticia/93/0/terremoto-japon/alerta/tsunami/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR