Obama recibe a los líderes republicanos este jueves para debatir la reapertura del Gobierno

Obama recibe a los líderes republicanos este jueves para debatir la reapertura del Gobierno

  • Obama invitó a todos los congresistas republicanos de la Cámara de Representantes a la Casa Blanca, pero finalmente solo acudirán 18.
  • Entre esos 18 habrá dos miembros del ultraconservador Tea Party.
  • El Congreso ha sacado adelante un fondo para poder pagar las indemnizaciones a familiares de militares fallecidos a pesar del cierre de Gobierno.
  • Estados Unidos tiene que aprobar la subida del techo de deuda antes del 17 de octubre o tendrá que suspendar pagos por primera vez en su historia.

El presidente Barack Obama se reunirá este jueves con los principales congresistas del Partido Republicano, entre ellos el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, y su 'número dos', Eric Cantor.

Obama invitó a todos los congresistas republicanos, pero solo acudirán 18 al encuentro En la lista figuran también a los legisladores Steve Southerland y Lynn Jenkins, miembros del movimiento ultraconservador Tea Party, al que Obama ha responsabilizado directamente del cierre de Gobierno en que se encuentra el país desde el pasado 1 de octubre.

El portavoz de Boehner, Brendan Buck, ha explicado que la Casa Blanca invitó a todos los republicanos de la Cámara Baja. Sin embargo, Boehner decidió limitar el grupo a una comitiva de 18 personas, entre ellas varios presidentes de comisiones parlamentarias.

Obama ha recibido con "decepción" esta menor afluencia, ya que según el portavoz de la Presidencia, Jay Carney, considera "importante" hablar "directamente" con todos los congresistas que han "forzado esta crisis económica" que amenaza con "devastar la economía".

Un fondo para pagar funerales

La Cámara de Representantes ya ha aprobado la enmienda para seguir pagando los 100.000 dólares que se dan a los familiares  Mientras demócratas y republicanos mantienen el tono áspero en sus conversaciones, el Departamento de Defensa de Estados Unidos se encuentra en negociaciones con un fondo privado para conseguir que los familiares de soldados muertos reciban el dinero que se concede tras la muerte de un militar o el pago de funerales y que ha dejado de abonarse debido al cierre del Gobierno.

El Ejecutivo devolverá el dinero a la Fisher House Foundation una vez que la Administración vuelva a funcionar, según ha detallado el secretario de Defensa, Chuck Hagel, en un comunicado. "Estoy ofendido, enfadado y avergonzado de que el cierre del Gobierno haya impedido al Departamento de Defensa hacerse cargo de sus responsabilidades a tiempo", ha indicado.

La Cámara de Representantes ya ha aprobado la enmienda para seguir pagando los 100.000 dólares que se dan a los familiares de soldados fallecidos, pero aún debe pasar por el Senado, El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, ha asegurado que el presidente, Barack Obama, ha instado a solucionar el problema cuanto antes. Debido al cierre del Gobierno, Defensa no ha pagado ni el gasto de los funerales de soldados fallecidos ni las indemnizaciones que corresponden a sus familiares, según la CNN.

La amenaza de suspensión de pagos, una "bomba nuclear"

El Gobierno de Obama ya lleva más de una semana cerrado y muchos servicios de la Administración estadounidense siguen en suspenso. Parece que los demócratas y los republicanos siguen lejos de alcanzar un acuerdo, pero el presidente sigue sin dar un paso atrás. Este miércoles, mantuvo su discurso: "No se pueden pagar rescates para que el Congreso haga su trabajo".

Obama dijo que está dispuesto a hablar sobre cualquier tema y ha negociar cualquier partida presupuestaria con el partido republicano, pero reiteró que no lo hará mientras el Gobierno siga cerrado o mientras se amenace no aprobar la elevación del techo de deuda.

También aseguró que está dispuesto a acuerdos a corto plazo para autorizar la reapertura de la administración pública y un aumento del límite de deuda con el compromiso de negociar otros asuntos como "la mejora" de su reforma sanitaria o medidas contra el déficit más adelante.

El presidente explicó también que un desacuerdo que impidiera aumentar a tiempo el techo de la deuda nacional sería "caótico". Utilizando las palabras del inversor Warren Buffett y comparó la falta de acuerdo para subir el techo de endeudamiento con "una bomba nuclear, un arma demasiado horrible para ser usada".

De no elevarse el techo de deuda antes del 17 de octubre, Estados Unidos suspendería pagos por primera vez en su historia.

Obama recordó que elevar este techo de deuda es un trámite que se ha repetido 45 veces desde el Gobierno de Ronald Reagan y que no tiene coste alguno para los ciudadanos. Es un trámite, ha explicado, que sirve para pagar gastos que ya han sido aprobados.

Boehne respondió que el aumento del techo de endeudamiento del país debe estar sujeto a una negociación sobre la reducción del gasto público, a pesar de las negativas de Obama.

El líder republicano defendió la legitimidad de condicionar una cosa a la otra y recordó que hay decenas de precedentes de este tipo de negociaciones.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com/noticia/8223/0/obama-republicanos/reunion-casa-blanca/cierre-gobierno/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR