Ni visitas a la Estatua de la Libertad ni al Gran Cañón del Colorado, pero sí enviar cartas

Ni visitas a la Estatua de la Libertad ni al Gran Cañón del Colorado, pero sí enviar cartas

Estatua de la Libertad
Una imagen de la Estatua de la Libertad. (ARCHIVO)
Ampliar
  • El bloqueo parcial del Gobierno de EU supondrá el cierre de parques nacionales y monumentos importantes.
  • Continúan operativos servicios básicos como correos o la emisión de visados para viajar al país.
  • Más de 800.000 funcionarios deberán irse a casa mientras dure la medida.
  • Tendrá un coste de más de 1.000 millones de dólares semanales.

La falta de acuerdo presupuestario entre republicanos y demócratas ha empujado a Estados Unidos al primer cierre parcial del Gobierno en 17 años, un fenómeno que continuará hasta que el Congreso apruebe nuevos fondos.

El cierre obligará a mandar a casa a más de 800.000 de los 2,1 millones de funcionarios federales durante el tiempo que dure la escasez de fondos y podría costar más de 1.000 millones de dólares (738 millones de euros) a la semana a las arcas públicas, según la Casa Blanca.

Estos son los principales efectos de la medida.

SERVICIOS INTERRUMPIDOS

Los parques nacionales y principales monumentos permanecerán cerrados. Es el caso de la Estatua de la Libertad, el Parque Nacional Yosemite, el Zoo de Washington, el Gran Cañón o la Isla de Alcatraz.

La emisión de datos económicos también se interrumpirá.

SERVICIOS OPERATIVOS

Se mantendrán servicios básicos como el correo, el control de tráfico aéreo, los cheques de pensiones o la actividad de los agentes policiales y de seguridad. Las embajadas y consulados en el extranjero continuarán funcionando y se seguirán emitiendo visados para viajar a Estados Unidos. Además de los controladores aéreos, permanecerán en sus puestos algunos de los encargados del control de autopistas.

DEPARTAMENTOS MÁS AFECTADOS

El organismo al que más va a perjudicar este cierre es a la NASA. El 97% de sus 18.134 empleados serán enviados a casa, excepto los encargados de misiones de control relacionadas con la Estación Espacial Internacional.

Le sigue el Departamento de Vivienda, con el 95% de sus 8.700 trabajadores. Sí seguirán activos los préstamos otorgados por los gigantes hipotecarios Freddie Mac y Fannie Mac.

Entre los que más verán mermada su plantilla se encuentra también la Casa Blanca. Cerca del 75% de los empleados se quedarán sin trabajo ni sueldo durante el tiempo que dure la crisis. Se espera que 436 de los 1.700 trabajadores continúen como apoyo del presidente. "Tendremos un personal esquelético", dijo el lunes el portavoz presidencial, Jay Carney.

El 97% de los 18.134 empleados de la NASA se quedarán sin empleo y sueldoEn el caso del Tesoro, el porcentaje se eleva al 88%, de un total de 100.000 personas. Permanecerán trabajando los que gestionan los desembolsos de las pensiones de seguridad social, pero no los encargados de auditorías y otras operaciones relacionadas con los impuestos en la agencia tributaria.

En Comercio será enviado a casa el 87% de la plantilla (más de 40.000 de los 46.420 funcionarios que trabajan allí). La división encargada de revisar las exportaciones operará con la mitad del personal.

Trabajo prescindirá del 82% de los 16.304 trabajadores, entre ellos los que trabajan en la Oficina de Estadísticas Laborales, que produce estadísticas económicas como los datos mensuales de desempleo. El relativo a septiembre sí podría emitirse el viernes, según lo que decida la Casa Blanca.

En el caso del Departamento de Interior, la plantilla se reducirá un 81%. En este organismo trabajan 72.562 personas. La cifra será del 69% en Energía, departamento con 13.814 empleados. Seguirán trabajando los encargados del control de materiales nucleares y de redes eléctricas, pero no los investigadores.

El 52% de los 78.198 empleados de Salud también dejarán sus puestos. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades mantendrán actividades mínimas, pero no podrán llevar con normalidad su campaña anual contra la gripe. Los mercados de seguros de salud que entran en vigor este martes como parte de la reforma sanitaria de 2010 funcionarán en un principio sin restricciones.

DEPARTAMENTOS CON MENOS INCIDENCIAS

Un 14% de los más de 231.000 trabajadores del Departamento de Seguridad Nacional serán enviados a casa, dado que la gran mayoría se consideran "esenciales". Se espera sin embargo que deje de operar el programa E-Verify, utilizado por empresarios para verificar el estatus legal de sus trabajadores.

En el caso de los militares, todos —1,4 millones— continuarán con sus funciones. Obama firmó la noche del lunes una ley que permitirá que ellos y algunos civiles sigan cobrando su sueldo durante el cierre del Gobierno, pero el 50% de los 800.000 empleados civiles del Pentágono serán enviados a casa.

En la agencia dedicada a los veteranos de guerra solo se verán afectados el 4% de los empleadosEn Justicia, la medida afectará al 15% de sus 114.486 empleados. No se prescindirá de ningún agente del FBI, ni de la Agencia Estadounidense Antidrogas, ni de empleados de prisiones federales, ni de fiscales federales.

Sí se prescindirá del 33% de los 55.468 empleados de Transporte. El porcentaje se reduce al solo un 4% en el caso de la agencia dedicada a los veteranos de guerra. Esta emplea a 332.000 personas.

La Reserva Federal no se ve afectada por el cierre. Las actividades del Departamento de Estado tampoco, debido a que sus fondos provienen de una ley de gastos diferente.

El Departamento de Agricultura no ha indicado a cuántos de sus 100.000 trabajadores renunciará, pero se espera que continúen actividades esenciales como las inspecciones de carne, al tiempo que se suspenden las de otros alimentos. También se dejarán de producir informes sobre las estimaciones de cosechas o ventas.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com/noticia/7951/0/estados-unidos/cierre-gobierno-federal/departamento-por-departamento/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR