Los republicanos moderan sus exigencias horas antes del cierre

Los republicanos moderan sus exigencias horas antes del cierre

  • Sugirieron que se postergue la implementación de partes de la reforma de salud a cambio de financiación esencial para las dependencias federales.
  • El presidente Obama y los demócratas rechazaron las propuestas.

A unas horas de que venciera un plazo que paralizaría algunas operaciones del gobierno, los republicanos en la Cámara de Representantes moderaron el lunes sus exigencias de que se postergue la implementación de partes clave de la reforma de salud a cambio de financiación esencial para las dependencias federales.

Estamos en el límite Pero el presidente Barack Obama y los demócratas rechazaron las propuestas tan pronto como se presentaron.

"Estamos en el límite", dijo la senadora Barbara Mikulski, demócrata por Maryland.

Durante una larga jornada, e incluso tras caer la noche en el Capitolio, el Senado torpedeó un intento de los republicanos para vincular la financiación del gobierno con cambios en la nueva ley de salud, a la que llaman "Obamacare". En tanto, los republicanos en la Cámara de Representantes respondieron con una segunda propuesta, pese a señales claras de que su unidad se estaba fisurando.

El mercado bursátil cayó ante los temores de que persistiría el estancamiento político entre la Casa Blanca y el grupo conservador Tea Party en el Partido Republicano, aunque distintos analistas sugerían que era improbable un daño significativo a la economía nacional a menos que el cierre de operaciones durara más que unos cuantos días.

El cierre quitaría empleos a trabajadores del sector público

Aun así, un cierre enviaría a casa a cientos de miles de trabajadores del sector público y generaría inconvenientes a millones de personas que dependen de los servicios federales, o que visitan los parques nacionales y otras atracciones. Algunas partes críticas del gobierno, desde las fuerzas militares hasta los controles del tráfico de las aeronaves, seguirían abiertas.

Mientras los legisladores seguían en su batalla, el presidente Barack Obama instó a los republicanos en la Cámara de Representantes a abandonar exigencias que, según el mandatario, estaban concebidas para "salvar su prestigio luego de hacer promesas imposibles de cumplir a la extrema derecha de su partido". El martes, al hablar de la ley de salud que ampliará su implementación este martes, el mandatario dijo enfático, "esta financiación está lista ya. No la pueden anular".

El pueblo no quiere un cierre del gobierno El líder de la Cámara de Representantes, John Boehner, respondió unas horas después en el pleno, "el pueblo estadounidense no quiere un cierre del gobierno; yo tampoco".

Sin embargo, añadió que la nueva ley de salud "tiene un efecto devastador", por lo que "debe hacerse algo".

Pese a la postura desafiante de los republicanos, fue evidente que el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, y sus correligionarios tenían la ventaja en un juego político cuyo final se acercaba rápidamente. Los republicanos tendrían que decidir pronto si permiten que el gobierno sigua abierto o si se marchan con las manos vacías tras un duro forcejeo con Obama.

Algunos republicanos, tanto moderados como conservadores, se mostraron dubitativos sobre los pasos a seguir.

El representante por Georgia, Phil Gingrey, dijo percibir que los republicanos estaban emprendiendo una retirada, en vista de sus exigencias ajustadas a la baja. Scott Rigell, de Virginia, dijo que no había unanimidad cuando los militantes se reunieron para discutir el paso siguiente.

Disenso en los republicanos

Pero por primera vez desde hace más de una semana, cuando empezó esta contienda, surgieron muestras públicas de disenso hacia la estrategia republicana enarbolada ante la insistencia de legisladores alineados con el Tea Party y que trabajan en coordinación con el senador Ted Cruz, de Texas.

Éste es un asunto de financiación del gobierno El representante Charles Dent, de Pensilvania, se mostró dispuesto a votar por una legislación que mantuviera operando al gobierno y que no contuviera provisiones relacionadas con la reforma de salud.

"Apoyaría eso, y creo que hay votos en la Cámara de Representantes para aprobar eso en este punto", dijo el congresista, que está en su quinto periodo.

Otros republicanos buscaron culpar a los demócratas por cualquier parálisis gubernamental. Sin embargo, Dent reconoció que los republicanos serán responsabilizados, aunque no lo merezcan.

Horas antes del posible cierre, el Senado votó por 54-46 en contra de una medida aprobada por la Cámara de Representantes, que habría mantenido abierto el gobierno pero a cambio de posponer un año la reforma de salud y de revocar permanentemente un impuesto a los dispositivos médicos que ayuda a financiar esa legislación.

En respuesta, los republicanos en la Cámara de Representantes buscaron distintas concesiones a cambio de permitir que el gobierno siguiera abierto. Convocaron a un retraso de un año en el requerimiento de la reforma de salud para que los individuos contraten cobertura de un seguro.

"Éste es un asunto de financiación del gobierno y de dar justicia al pueblo estadounidense", dijo Boehner. "¿Por qué los miembros del Congreso no votarían a favor?".

La Casa Blanca emitió una amenaza de veto contra el proyecto y los demócratas dijeron que lo rechazarían en el Senado.

Obama ejerció presión

Obama ejerció más presión sobre los republicanos para evitar el cierre parcial, al advertir que si ello ocurre dañaría la economía y perjudicaría a cientos de miles de trabajadores del sector público.

La medida equivaldría a "arrojar una llave inglesa en el engranaje" de una economía que apenas se recupera, advirtió Obama.

El mandatario instó a la Cámara de Representantes a que apruebe una iniciativa de egresos de corto plazo, libre de cualquier condicionamiento que pudiera debilitar la ley de salud promulgada hace tres años en el país.

Luego, el mandatario llamó por teléfono a Boehner y a otros tres dirigentes del Congreso. Dijo a los republicanos que seguiría oponiéndose a los intentos por retrasar o recortar la financiación federal o la ley de salud.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com/noticia/7945/0/republicanos/moderan-exigencias/cierre-gobierno/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR