'In My Skin', fotos de jóvenes en desacuerdo con su imagen corporal y dispuestos a cambiarla

'In My Skin', fotos de jóvenes en desacuerdo con su imagen corporal y dispuestos a cambiarla

Roland, 19 años
Roland, alias ´Lady Gaga´ (© Michelle Sank)
Ampliar
  • Michelle Sank retrata en escenarios íntimos y con un tono de gran respeto a menores de 25 años que se sienten incómodos con su imagen, su cuerpo o con partes de él.
  • La serie de fotos, que ha recibido premios de Unicef, incluye a jóvenes que buscan solución en la cirugía estética, el cambio de sexo o el 'bodybuilding'.
  • La artista opina que está mostrando la "lucha" de personas que "tienen que vivir dentro del cuerpo con el que nacieron, pero con el cual no tienen afiliación".

El muchacho de la foto que encabeza esta pieza se llama Roland, tiene 19 años, estudia en la universidad y se encarga de cuidar a su madre, enferma de esclerosis múltiple. Por motivos que sólo a él conciernen, Roland ha elegido vivir bajo la forma de un alter-ego, la cantante Lady Gaga, a la que venera hasta el punto de desear mimetizarse corporalmente con ella.

El retrato de Roland, alias Lady Gaga —así quiere que lo llamen—, ganó el año pasado el segundo premio del concurso anual internacional de Lensculture, uno de los más prestigiosos magazines online de fotografía. Es fácil entender los méritos que encontró el jurado a la hora de conceder el galardón a la autora, la fotógrafa Michelle Sank: la sensación de palpable intimidad, el escenario secreto de la habitación-refugio donde uno es quien desea ser y no admite interferencias y el tono de enorme respeto que la artista siente por el modelo.

Proyecto de largo recorrido

La foto forma parte de la serie In My Skin, un proyecto fotográfico de largo recorrido en el que Sank muestra a jóvenes menores de 25 años del Reino Unido que no están conformes con su imagen corporal y desean cambiarla. La artista, nacida en Sudáfrica pero residente en Inglaterra desde 1987, afirma que se trata de mostrar la "lucha" de personas que "tienen que vivir dentro del cuerpo con el que nacieron, pero con el cual no tienen afiliación".

Me interesan los paisajes sociológicos y su interacción con la forma humana La colección de retratos, que ha recibido un premio honorario de Unicef, no se limita a casos de trastornos dismórficos corporales —preocupación fuera de lo normal por alguna o varias característica que se perciben como defectos—, sino a todas las formas de "desafío" a la propia imagen y a la soberanía personal para intentar modificarla. "Mi práctica tiene que ver con con las nociones de encontrar, recoger y renarrar. Estoy interesada en la creación de paisajes sociológicos y la interacción de la forma humana y su ubicación, con los sus significativos matices visuales, sociológicos y psicológicos", explica Sank.

"Ser más aceptables"

En la serie hay jóvenes que se han sometido o están pensando en someterse a operaciones de cirugía plástica para "ser más aceptables" para sí mismos y acercarse a su ideal de belleza y también casos de personas que optan por la práctica del bodybuilding para lograr el mismo fin: desde una chica de 18 años que ha aumentado quirúrgicamente el tamaño de los pechos hasta un muchacho de 19 con un cuerpo moldeado a base de muchas horas de gimnasio, pasando por una joven de 17 que se inyecta bótox y otra que se sometió a una liposucción integral a los 20.

El consenso de la belleza física es mantener una cara y un cuerpo 'perfectos' perfectos "El consenso social en la sociedad occidental de hoy se centra especialmente en la belleza física y el logro y mantenimiento de una cara y un cuerpo perfectos", apunta la fotógrafa, que también, en su intento de abarcar todas las formas posibles de enfrentamiento con aquello que no aceptamos de nuestros cuerpos, fotografía a personas que deciden tatuarse, hacerse mechas en el pelo o rasurarse el vello corporal.

Anorexia

Sank también documenta los casos de dismorfia  que derivan en ocasiones en en trastonos de la alimentación, con fotos de pacientes que intentan recuperarse de anorexia. Finalmente, hay retratos de personas que están en espera de operaciones de cambio de sexo, tanto de hombre a mujer como de mujer a hombre, o que ya se han sometido a ellas.

Sank, que expone fotos entre el 16 de marzo y el 20 de abril en la muestra Do You Like Me Now?  de la galería Ronmandos de Amsterdam (Holanda), ha firmado, entre otros, el fotensayo The Water's Edge: Women on the Waterfront, con retratros a mujeres que trabajan en el puerto de Liverpool, y The Submerged, un trabajo documental sobre la vida cotidiana en una zona remota de Gales.



Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com/noticia/2327/0/in-my-skin/fotos-jovenes/imagen-corporal/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR