Strauss-Kahn, "medio hombre, medio cochino", según una de sus amantes

Dominique Strauss-Kahn
El exdirector del FMI Dominique Strauss-Kahn, en una imagen de archivo. (GTRES)
  • La ensayista francesa Marcela Iacub ha publicado un libro en el que narra sus experiencias tras haber tenido una relación se siete meses con Strauss-Kahn.
  • Según ella, el exdirector del FMI quería llevar una vida "sin ninguna moral, que toma las cosas sin pedirlas ni calcular, sin preocuparse de las consecuencias".

La ensayista francesa Marcela Iacub describe en un libro su relación sentimental de siete meses a principios del año pasado con el exdirector del FMI Dominique Strauss-Kahn y le describe como una persona "medio hombre, medio cochino".

"El hombre es horrible, el cochino es maravilloso, pese a ser un cochino, es decir, un ser intratable. Es un artista de las alcantarillas, un poeta de la abyección y de la suciedad", describe la escritora en una entrevista que hoy publica el semanario Le Nouvel Observateur.

Iacub asegura utilizar la palabra "cochino" en un sentido sexual y asegura que Strauss-Kahn quería llevar una vida "sin ninguna moral, que toma las cosas sin pedirlas ni calcular, sin preocuparse de las consecuencias". "No soporta ninguna autoridad ni jerarquía social. El cochino es el presente, el placer, lo inmediato (...) Y al tiempo es un ser asqueroso", agrega.

En este contexto, Iacub explica las "orgías" montadas por el exresponsable del Fondo Monetario Internacional (FMI), en las que "cada uno podía ser lo que quisiera, nadie es excluido, ni los viejos, ni las feas, ni los pequeños".

La escritora tuvo una relación con Strauss-Kahn tras haber sido acusado de violación En el libro Belle et bête, que aparecerá en los próximos días y del que Le Nouvel Observateur publica extractos, Iacub explica lo sucedido en el Sofitel de Nueva York con la empleada del hotel que le acusó de violación, lo que provocó la caída de Strauss-Kahn. "La empleada del hotel fue horriblemente ofendida pero no fue violada", concluye la escritora.

Más dura se muestra Iacub con Anne Sinclair, esposa de Strauss-Kahn, de la que está separada. "Está convencida de que tanto ella como su marido pertenecen a la casta de los dueños del mundo", agregó la escritora, quien dijo que la exmujer de DSK quitó importancia a que una empleada de la limpieza practique sexo oral con un cliente de hotel.

"Para ella, el mundo se divide entre señores y sirvientes, entre dominadores y dominados. Como si viviéramos en el Antiguo Régimen", asegura.

Iacub encontró a Strauss-Kahn a finales de 2011, tras haber publicado un libro en el que defendía al exdirector del FMI en medio de la tormenta provocada por las acusaciones de violación lanzadas por la empleada del Sofitel. A partir de enero de 2012 mantuvieron una relación que duró siete meses y del que la escritora sacó el libro que aparecerá en los próximos días en Francia.

En respuesta a la publicación, Strauss-Kahn escribió a Le Nouvel Observateur para mostrar su "disgusto" con la revista por haber dado voz a "una mujer que seduce para escribir un libro, dice tener sentimientos amorosos para explotarlos financieramente".

El exdirector del FMI aseguró que el relato de Iacub es "fantasioso e inexacto" y lo considera "un despreciable atentado" a su "vida privada y a la dignidad humana".

Nacida en Buenos Aires en 1964, Marcela Iacub es investigadora en filosofía del derecho y publica una columna semanal en el diario Libération. En el pasado ha publicado obras relativas al feminismo y a la libertad de elección de las personas, entre ellas una titulada Une société de violeurs? (¿Una sociedad de violadores?) donde criticaba el ensañamiento contra Strauss-Kahn.

cargando

Twittea en la noticia

#Strauss-Kahn