La renuncia del papa no tiene que ser aceptada "por nadie"

La renuncia del papa no tiene que ser aceptada "por nadie"

  • Así lo especifica el Código de Derecho Canónico, que incluye dos supuestos: fallecimiento o renuncia por voluntad propia, como hará Benedicto XVI.
  • La renuncia de un Papa debe ser "libre" y tiene que manifestarse "formalmente".
  • Benedicto XVI renunciará al pontificado el 28 de febrero "por falta de fuerzas".

El mes que viene habrá nuevo papa en Roma. Es lo que "espera" el Vaticano, según ha explicado el portavoz Federico Lombardi, tras la renuncia de Benedicto XVI el próximo 28 de febrero, un acontecimiento que ha hecho público este lunes el propio pontífice y que ha pillado por sorpresa a la comunidad internacional.  

Aunque no es algo nada habitual, la figura de la renuncia está contemplada en el Derecho Canónico e incluye dos supuestos: que el papa fallezca o que decida irse por su propia voluntad. Si se da este segundo caso, la renuncia no tiene que ser aceptada "por nadie".

Además, el Código de Derecho Canónico dice que si "el Romano Pontífice renunciase a su oficio, se requiere para la validez que la renuncia sea libre y se manifieste formalmente". Asimismo, agrega que "una vez hecha la renuncia y manifestada, en el modo que sea, a la Iglesia por el Romano Pontífice queda vacante (la sede pontificia) y no puede volverse atrás".

La Sede Vacante, es decir, el tiempo que transcurre desde que un papa fallece, o renuncia, hasta que se elige al sucesor, comenzará el próximo 28 de febrero a las 20.00 horas de Roma (19.00 GMT).

Entonces, se procede a la convocatoria de un cónclave para elegir al nuevo Papa. El Código reza que "al quedar vacante o totalmente impedida la sede romana, nada se ha de innovar en el régimen de la Iglesia universal: han de observarse, sin embargo, las leyes especiales dadas para esos casos".

Benedicto XVI se trasladará ahora a la residencia de los papas de Castel Gandolfo, a una treintena de kilómetros al sur de Roma.

Una vez que el cónclave que habrá que convocar haya elegido nuevo Pontífice, Benedicto XVI tiene previsto pasar el resto de sus días en un monasterio de monjas de clausura dentro del Vaticano. Durante el tiempo de Sede Vacante se realizará obras de acondicionamiento del apartamento papal.

El cuarto Papa en renunciar

El papa Benedicto XVI será el cuarto pontífice en renunciar al ministerio papal en la historia de la Iglesia católica. El último Pontífice en renunciar fue Gregorio XII, el veneciano Angelo Correr, que dimitió en 1415 por obligación.

El último papa que dimitió por voluntad propia fue Celestino V en 1294 después de liderar a los católicos durante cinco meses. Benedicto IX, elegido en el 1032, también renunció.

Benedicto XVI ya explicó en Luz del mundo en 2010 que un papa puede dimitir "en un momento de serenidad, no en el momento del peligro". En el mismo documento, ya señalaba que notaba cómo sus fuerzas iban disminuyendo y temía que el trabajo que conllevaba su misión "sea excesivo para un hombre de 83 años".

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com/noticia/1709/0/renuncia/papa-benedicto-xvi/derecho-canonico/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR