El activista Ai Weiwei homenajea a los presos olvidados llevando su arte a la prisión de Alcatraz

El activista Ai Weiwei homenajea a los presos olvidados llevando su arte a la prisión de Alcatraz

  • La obra principal está compuesta por más de cien retratos, realizados con piezas de Lego, de reclusos y exiliados políticos.
  • Noventa voluntarios en San Francisco ensamblaron los retratos en Lego.
  • "Toda la exhibición es una conversación en torno a la libertad de expresión y los derechos humanos", explican.

Una exhibición del artista y activista chino Ai Weiwei ha transformado la antigua prisión de Alcatraz en un tributo a los presos políticos del mundo, algunos famosos y otros en el olvido.

La obra principal usa 1.2 millones de piezas de Lego Llamada "@ large: Ai Weiwei on Alcatraz", la instalación se inaugura el sábado en el otrora centro penitenciario de máxima seguridad en la Bahía de San Francisco.

Ai, cuyas exhibiciones han incluido una obra en duelo por los niños que murieron en escuelas mal construidas durante el sismo de 2008 en China, dirigió la instalación de la exhibición en Alcatraz mientras se encuentra bajo arresto domiciliario en China por lo que sus seguidores aseguran son cargos fabricados por delitos fiscales.

"Me detuvieron por 81 días, pero no me mataron"

La obra principal, Trace, usa 1,2 millones de piezas de juguete Lego para crear las imágenes de 176 presos políticos y exiliados, desde Nelson Mandela al consultor tecnológico estadounidense Edward Snowden, así como a otros en su mayoría desconocidos a nivel mundial.

"Toda la exhibición es una conversación en torno a la libertad de expresión y los derechos humanos, y cuál es el concepto de libertad", dijo Cheryl Haines, curadora del proyecto, al diario San Francisco Chronicle.

Noventa voluntarios en San Francisco ensamblaron los retratos en Lego usando patrones y 2.300 páginas de instrucciones redactadas por Ai y personas que colaboran con él desde Beijing.

Ai, cuya obra artística lo ha convertido en uno de los disidentes chinos más conocidos a nivel internacional, pasó cerca de tres meses en una prisión en China en 2011. "Me detuvieron por 81 días, pero no me mataron. Claramente me dijeron: 'Si estuviéramos en la Revolución Cultural, habrías muerto 100 veces''', escribió Ai sobre esa experiencia.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com/noticia/16720/0/weiwei-chino/presos-olvidados/arte-prision-alcatraz/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR