Buscarán en Texas romper el récord de voto hispano

Buscarán en Texas romper el récord de voto hispano

  • George W. Bush capturó el 49% del voto hispano en 1998.
  • Wendy Davis y Greg Abott disputarán la gubernatura.
  • Suman dos decenios de dominio republicano en el estado.

La competencia por el voto hispano hizo pasar el jueves la atención de la contienda por la gobernación en Texas a la frontera con México, donde los demócratas defendieron las derrotas de Wendy Davis en bastiones del partido ante un rival poco conocido que apenas hizo campaña.

Los demócratas defendieron las derrotas de Wendy Davis El republicano Greg Abbott, a quien le fue aún peor que a Davis en condados fronterizos pese a los pobres resultados de la demócrata, no quiso hacer comentarios sobre su rival. En lugar de ello anunció su objetivo para noviembre de romper el récord de respaldo hispano para un candidato republicano a gobernador, que se considera fue establecido por George W. Bush en 1998.

Bush capturó hasta 49% del voto hispano ese año, de acuerdo con algunos sondeos a boca de urna, aunque otras encuestas dan una cifra más baja.

"Vamos a ser más competitivos que nunca", dijo Abbott el jueves.

Davis perdió condados fronterizos

Davis, una estrella demócrata a nivel nacional respaldada por un poderoso equipo de campaña, ganó fácilmente las primarias con 79% de los votos en el estado. Pero perdió varios condados fronterizos ante Ray Madrigal, un juez municipal de Corpus Christi que nunca reportó gastos ni recaudación de fondos.

Fue un resultado incómodo para Davis, que recaudó al menos 16 millones de dólares y es el rostro de un Partido Demócrata en Texas que está contando con una población hispana en rápido crecimiento para poner fin a dos decenios de dominio republicano en el estado.

Davis dice que va a trabajar para ganarse a los votantes del sur de Texas pero no ha tratado de explicar sus malos resultados a lo largo de la frontera.

Abbott hizo el jueves la primera escala de su campaña para las elecciones en el condado Hidalgo, donde Davis perdió por casi 2.000 votos.

"No puedo hacerme pasar por experto", dijo Abbott cuando se le preguntó sobre los resultados de Davis. "Lo que puedo decirles es lo que veo estando aquí, que es un creciente vínculo con la comunidad".

A Abbott le fue aún peor en el condado Hidalgo que a Davis, quien consiguió el triple de votos allí que el secretario de Justicia de Texas. El condado Hidalgo no ha favorecido a un republicano para gobernador desde George W. Bush en 1998 y hace cuatro años el gobernador Rick Perry perdió en proporción de 2-1 ante su rival demócrata Bill White.

Abbott dijo que el Partido Republicano de Texas trataría de atraer a los hispanos como nunca antes. Pero los republicanos ya han estado a la defensiva: los demócratas fustigaron la referencia de Abbott a "países del Tercer Mundo" al describir una serie de casos de corrupción en el Valle del Río Grande, y el senador Dan Patrick, candidato a vicegobernador, ha lamentado la "invasión" de inmigrantes a través de la frontera de Texas.

Davis, primera mujer nominada a gobernadora del estado desde Ann Richards, dijo que los votantes van a ver ese contraste.Algunas de las declaraciones han exagerado el impacto "Yo he estado en la región fronteriza del estado varias veces en la campaña y planeo visitarla varias veces en el futuro", dijo Davis. "También planeo estar allí si tengo el privilegio de ser elegida gobernadora, y pienso que esa es una de las cosas más importantes a considerar".

Algunos han dicho que el apellido de Madrigal puede haberle significado apoyo entre los electores en condados con gran población hispana. Kelly Rivera Salazar, presidenta del Partido Demócrata en el condado Hidalgo, reconoció que es decepcionante que Davis no haya ganado una mayoría.

"Probablemente una mayor influencia hispana la afectó un poco", dijo Rivera Salazar, quien agregó que Davis es un nuevo rostro para los electores allí.

Jerry Polinard, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Texas Pan-America, dijo que Davis no debe preocuparse mucho. Indicó que los electores estaban centrados en campañas locales y que, sin importar a quién hayan escogido en la primaria, harán que Davis gane en el condado en noviembre.

"No creo que pueda desestimarlo y creo que es causa para preocuparse", dijo Polinard. "Pero creo que algunas de las declaraciones han exagerado el impacto".

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.com/noticia/11575/0/candidatos-texas/voto-hispano/elecciones/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR